ACTUALIZA 1-España busca mitigar coste rescate de autopistas

viernes 24 de enero de 2014 17:00 CET
 

(Añade detalles)

MADRID, 24 ene (Reuters) - MADRID, 24 ene (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes una norma para amortiguar el impacto en sus cuentas de la eventual liquidación de las concesionarias de autopistas en quiebra al contener el coste de las expropiaciones aún por efectuar por parte de estas autopistas.

Para hacer frente a unas multimillonarias expropiaciones, el Ministerio de Fomento concedió en el pasado a las concesionarias una serie de préstamos participativos y ahora quiere poder recuperar las cantidades prestadas en caso de que el Estado tenga que asumir la responsabilidad financiera de la concesión.

"En definitiva (...) que cuando un tribunal diga que es el Estado quien tiene que pagar la expropiación, se descontará de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA)", dijo la ministra de Fomento, Ana Pastor, al término del consejo de ministros el viernes.

En España, las autopistas de peaje son propiedad del Estado y las empresas las explotan en régimen de concesión. Si estas autopistas quiebran, existe la llamada RPA, por la que el Estado tiene que trasladar el impacto de los pasivos al déficit público.

El departamento de Pastor lleva meses trabajando, los últimos en estrecha colaboración con el Ministerio de Hacienda, en una solución para una docena de autopistas que han presentado concurso de acreedores, con una deuda conjunta de unos 4.000 millones de euros, que pase por no engordar el déficit público.

Sin embargo, el escenario central que era del de crear una empresa holding con participación mayoritaria del Estado está perdiendo fuerza y ya se trabaja en otras alternativas, según señalaba este viernes el diario Cinco Días.

Una fuente conocedora de las negociaciones para rescatar estas concesionarias que tienen entre sus propietarios a las grandes constructoras del país dijo a Reuters el viernes que la propuesta de crear una nueva ENA (el antiguo holding público de autopistas) no parece muy viable porque computaría en déficit y deuda, y afectaría por tanto a todos los ciudadanos.

"La negociación sigue abierta. Y Fomento y Hacienda están de acuerdo en que hay que seguir buscando soluciones que no afecten a los contribuyentes", explicó. (Información de Jose Elías Rodríguez, editado por Andrés González)