Una Nokia sin móviles, bajo presión para impulsar las ventas de sus redes

lunes 20 de enero de 2014 18:48 CET
 

Por Ritsuko Ando

HELSINKI, 20 ene (Reuters) - Nokia previsiblemente tendrá una fuerte caída de las ventas de equipos de redes en sus resultados que presentará esta semana, con la atención puesta en el desafío de sus administradores tras haber vendido su una vez poderosa división de móviles a Microsoft por 5.400 millones de euros.

La mejora de la rentabilidad de Nokia Solutions and Networks (NSN) gracias a la reducción de costes ha ayudado a compensar la caída del negocio de móviles en los últimos trimestres.

Pero con sus principales proyectos en Corea del Sur y Japón llegando a a su fin, el negocio de NSN, ahora la división principal de Nokia después de la venta de los móviles, se espera que arroje una bajada del 19 por ciento en las ventas del cuarto trimestre a 3.200 millones de euros y del 17 por ciento para todo 2013 a 11.400 millones. Los resultados se conocerán el jueves.

El descenso de NSN se produciría tras una bajada del 26 por ciento en las ventas del tercer trimestre y en un momento en el que la escala es cada vez más importante para competir contra el líder del sector de las redes móviles, Ericsson, y la china Huawei, particularmente debido a los altos costes de investigación y desarrollo.

El jefe de NSN Rajeev Suri, confirmó en una entrevista con Reuters en noviembre que la compañía estaba dando prioridad al crecimiento de las ventas.

Los analistas dicen que NSN debe demostrar ese cambio en los próximos trimestres y que los mercados aceptarán una merma de los márgenes mientras no caigan por muy por debajo de entre el 8 y el 10 por ciento.

El analista de Nordea Markets Sami Sarkamies dijo que el desafío de Nokia será encontrar nuevos negocios para compensar la bajada de las ventas en Asia, donde hace un año estaba construyendo redes inalámbricas de banda ancha. Asia supone alrededor del 41 por ciento de las ventas de 2.590 millones de NSN en el tercer trimestre.

Eso no será fácil. Aunque se prevé que las operadoras de telecomunicaciones gasten más en equipos de redes en 2014 por la fuerte demanda de tecnologías 4G de alta velocidad, la competencia seguirá siendo feroz.   Continuación...