Vistajet desmiente informaciones sobre interés en aeropuerto Ciudad Real

jueves 16 de enero de 2014 12:39 CET
 

MADRID, 16 ene (Reuters) - La compañía de alquiler de aviones privados Vistajet desmintió el jueves informaciones publicadas por la prensa española de que estaría interesada en hacerse con el quebrado aeropuerto español Ciudad Real.

"No hay ningún interés por parte de Vistajet (o de su dueño) Thomas Flohr para comprar un aeropuerto en España", dijo una portavoz de Vistajet a pocos días de expirar el plazo para la presentación de ofertas por el aeropuerto manchego.

El diario ABC y algunos otros periódicos regionales apuntaron a principios de enero a Thomas Flor como candidato a la compra del aeropuerto de Ciudad Real, en vías de ser subastado por sus administradores concursales.

Con este desmentido, el único candidato que ha manifestado su interés por el aeropuerto cerrado de Ciudad Real es el empresario malagueño José Ortiz.

Ortiz presentó a finales de diciembre una oferta de 121 millones de euros por esta infraestructura, aunque su propuesta no fue admitida en este momento por la administración concursal del aeropuerto "por no cumplir lo previsto en el plan de liquidación respecto a la preceptiva garantía del 5 por ciento del precio de compra."

La administración concursal dijo a finales de diciembre que ha decidido ampliar hasta el 24 de enero el plazo para recibir ofertas "al comprobar la existencia de viarios interesados en la compra que no han podido materializar sus ofertas" en el plazo inicialmente previsto (del 9 al 27 de diciembre).

Es la primera vez que se vende judicialmente un aeropuerto privado en España. El aeropuerto de Ciudad Real, que se encuentra a 200 kilómetros al sur de Madrid, fue diseñado inicialmente como "hub" alternativo para las aerolíneas de bajo coste, que querían ofrecer nuevas rutas cerca de la capital española. Pero estos planes tropezaron con la crisis económica, y, tras pasar por sus instalaciones menos de 100.000 pasajeros a lo largo de tres años, el aeropuerto quedó definitivamente cerrado en 2012.

La administración concursal ha fijado para la venta un precio mínimo de 100 millones de euros, menos del 10 por ciento del precio de construcción (unos 1.100 millones de euros).

Entre los accionistas del aeropuerto -- que arrastra una deuda superior a los 500 millones de euros -- figuran el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), al que le fue trasladada la participación de Caja Castilla-La Mancha (CCM) en esta infraestructura, e Iberdrola, que ostenta un 9,92 por ciento del aeropuerto. (Información de Robert Hetz; Editado por Carlos Ruano)