Constructoras españolas, aún frágiles pese a entusiasmo inversor

miércoles 15 de enero de 2014 13:30 CET
 

Por Sonya Dowsett

MADRID, 15 ene (Reuters) - Las constructoras españolas están inmersas en un proceso de reducción de deuda mediante la venta de activos y se han sometido a una serie de reestructuraciones, lo que ha propiciado fuertes subidas bursátiles en el último año y atraído inversiones de multimillonarios como George Soros y Bill Gates.

Pero otros inversores mantienen la cautela porque los niveles de endeudamiento siguen siendo elevados y el sector de construcción sigue de capa caída tras el estallido de la burbuja inmobiliaria que provocó el mayor derrumbe de la economía española de los tiempos modernos.

El país asomó tímidamente la cabeza de la recesión en el tercer trimestre y la inversión extranjera está regresando, dejando atrás las dudas sobre la capacidad de España para permanecer en el euro que surgieron durante la crisis de deuda soberana.

Aunque constructoras españolas como Sacyr y FCC han hecho progresos en la limpieza de sus balances y en su internacionalización, el mercado doméstico del que todavía dependen sigue en caída libre.

"La situación de la mayoría de estas empresas es todavía delicada", dijo Gonzalo Lardies, gestor de fondos de Banco Madrid, que no tiene acciones de constructoras españolas en la cartera de 120 millones de euros que gestiona.

Los títulos de las constructoras cotizadas han perdido cerca del 80 por ciento de su valor desde el techo que tocaron en los años del boom económico, pero han tenido una destacable evolución bursátil en 2013, especialmente Sacyr, con una revalorización del 140 por ciento frente al 21 por ciento que subió el Ibex-35.

Las acciones de FCC han subido un 17 por ciento desde que el fundador de Microsoft, Bill Gates, compró por 113 millones de euros una participación del 6 por ciento en el grupo de construcción y servicios el pasado mes de octubre.

El multimillonario de origen húngaro Soros también compró un 3 por ciento en el grupo presidido por Esther Alcocer Koplowitz, dijo a principios de año Reuters una fuente familiarizada con la situación, aunque este extremo no ha sido confirmado oficialmente por ninguna de las partes.   Continuación...