Japón aprueba una ley de secretos pese a las protestas

viernes 6 de diciembre de 2013 16:18 CET
 

Por Linda Sieg y Kiyoshi Takenaka

TOKIO, 6 dic (Reuters) - Japón aprobó el viernes una ley de secretos que endurece el castigo a las filtraciones, pese a las protestas públicas y las críticas de que amordazará a la prensa y ayudará a encubrir delitos gubernamentales.

El primer ministro Shinzo Abe, que quiere reforzar la seguridad en Japón por el creciente aumento sobre la reafirmación militar de China, ha dicho que la ley es necesaria para el buen funcionamiento de un nuevo Consejo de Seguridad Nacional y para persuadir a países extranjeros como Estados Unidos a que compartan información.

Los medios y abogados han denunciado la ley, que amplía drásticamente la definición de secretos de estado y para algunos tiene ecos del régimen autoritario de Japón antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

El secretario jefe del Gabinete, Yoshihide Suga, dijo que el Gobierno realizaría esfuerzos por explicar la ley y ganarse la confianza del país antes de que entre en vigor.

"Pensamos que esta ley es extremadamente importante para nuestras conexiones con nuestros aliados y otras naciones extranjeras", dijo. "Creo que la gente lo entenderá"

Su aprobación coincide con un debate mundial sobre los secretos después de que el exanalista de la agencia estadounidense de seguridad NSA Edward Snowden filtrase unos documentos y un soldado estadounidense filtrase información a Wikileaks.

Bajo la nueva ley nipona, los funcionarios u otros con acceso a secretos de estado podrían ser castigados con hasta 10 años de prisión por filtrarlos. Los periodistas y otros en el sector privado condenados por haber alentado a esas filtraciones podrían tener castigos de hasta cinco años si usan medios "extremadamente inadecuados" para solicitar la información.

Miles de manifestantes abrigados contra el frío se reunían junto al edificio del Parlamento, cantando "Vergüenza, Shinzo Abe". Algunos portaban velas.

"Fue demasiado apresurada y hay que preguntarse por qué ahora", dijo un hombre a la televisión NHK. "Creo que nos vamos a arrepentir más tarde", dijo. (Información adicional de Elaine Lies. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)