Brasil aplaza la votación del proyecto de ley antiespionaje en Internet-legislador

miércoles 4 de diciembre de 2013 22:06 CET
 

BRASILIA, 4 dic (Reuters) - Una votación sobre un proyecto de ley que forzaría a gigantes de Internet como Google y Facebook a mantener la información de brasileños dentro del país será aplazada hasta el próximo año por desacuerdos sobre su contenido, dijo el miércoles un importante legislador a Reuters.

El proyecto de ley daría a la presidenta Dilma Rousseff poderes para ordenar a compañías de Internet que almacenen datos de usuarios en servidores locales, una medida vista como una respuesta a acusaciones de que Estados Unidos espió sus comunicaciones y las de miles de brasileños.

El aplazamiento en la votación es un alivio temporal para Google y Facebook, que se oponen a un requerimiento que, dicen, incrementaría costes e impondría barreras innecesarias en uno de los mayores mercados mundiales de Internet.

La decisión de aplazar el voto se deriva de desacuerdos entre aliados del Gobierno en el Congreso sobre el requerimiento de una cláusula de "neutralidad" que prohíbe a compañías de telecomunicaciones cobrar tarifas diferentes por velocidad de Internet.

"Hay desacuerdos en la base aliada sobre la cláusula de neutralidad y centros de datos", comentó Eduardo Cunha, jefe del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el mayor de país, en la Cámara baja del Parlamento.

"Las discusiones se han estancado. La votación será aplazada hasta el próximo año", agregó.

Otras dos fuentes legislativas y gubernamentales también dijeron que la votación será aplazada hasta el próximo año para lograr un acuerdo entre los partidos aliados en el Congreso, que incluye al PMDB.

Los legisladores, que entrarán se tomarán un descanso por las fiestas de final de año este mes, probablemente reanuden la votación cuando vuelvan a trabajar en la primera semana de febrero. La legislación ha estado en el programa de votaciones desde noviembre.

El Gobierno afirma que la legislación protegerá la privacidad de los brasileños después de que documentos filtrados por el exanalista de inteligencia Edward Snowden mostraron que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos espió las comunicaciones de ciudadanos brasileños, las de la petrolera estatal Petrobras e incluso las de la propia Rousseff.

Rousseff, enfadada por las revelaciones, canceló una visita de Estado a Washington en octubre y denunció una enorme vigilancia electrónica de Internet en un discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Otros documentos filtrados por Snowden mostraron que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) también vigiló las comunicaciones de otros líderes mundiales. (Información de Alonso Soto; Información adicional de Estebal Israel; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)