Prohibida la venta del teléfono 'One Mini' de HTC en Reino Unido

miércoles 4 de diciembre de 2013 13:46 CET
 

LONDRES/TAIPEI, 4 dic (Reuters) - HTC tendrá que dejar de vender su teléfono inteligente One Mini en Reino Unido desde el 6 de diciembre después de que un tribunal británico sentenciara que la compañía taiwanesa infringió las patentes pertenecientes a su rival finlandés Nokia.

Richard Arnold del Tribunal Supremo de Inglaterra y Gales emitió el martes una orden restrictiva a HTC para impedir que continúe infringiendo una patente europea perteneciente a Nokia relativa a los microchips de los teléfonos móviles. El juez afirmó que el HTC One en efecto contenía dicho microchip.

HTC, en respuesta a la demanda, anunció el miércoles que apelaría la decisión. "Hemos realizado una apelación urgente. Mientras, estamos trabajando en soluciones alternativas con nuestros proveedores de chips", dijo en su declaración.

Los analistas dicen que la prohibición tendrá un efecto limitado en las ventas, ya que el One Mini no es el producto bandera de HTC. Además Europa ocupa cerca del 20 por ciento del total de las ventas de la compañía, añadieron.

APELACIÓN PENDIENTE

El juez británico permitió a HTC seguir vendiendo su modelo estrella 'One' mientras esté pendiente la apelación, porque su prohibición causaría un "daño considerable" al mercado británico de HTC.

Pero el One Mini, más pequeño, no tuvo la misma suerte, porque el juez considera que HTC lo diseñó y lanzó cuando ya sabía que se enfrentaba a una demanda de vulneración de la patente.

"Si HTC no gana la apelación, el requerimiento tendrá efecto en todos los productos que infringen la patente. Nokia también reclama una compensación económica", declaró la compañia finlandesa.

HTC comenzó a vender la serie One en marzo de este año (Información de Aashika Jain en Bangalore, Paul Sandle en Londres y Clare Jim en Taipei; Traducido por Francisco Pazos)