Pagos a proveedores han salvado casi 400.000 empleos - ATA

lunes 2 de diciembre de 2013 12:58 CET
 

MADRID, 2 dic (Reuters) - Los diversos planes de pago a proveedores puestos en marcha desde el año pasado por el Gobierno español para saldar deudas de las administraciones públicas con el sector privado han salvado unos 400.000 empleos, dijo el lunes el presidente de la federación de autónomos ATA.

El Gobierno lanzó un primer plan de pago a proveedores en 2012 para solucionar los problemas de impago de los organismos regionales y locales, que extendió a 2013 para terminar de limpiar las facturas impagadas. En total, ha dedicado alrededor de 42.000 millones de euros para estos programas.

"Los planes de pago a proveedores han salvado a más de 140.000 autónomos y pymes y casi 400.000 empleos", dijo el lunes el presidente de ATA, Lorenzo Amor, durante la presentación de una encuesta sobre la morosidad pública.

Según sus datos, las facturas sin pagar del sector público con autónomos y pymes se redujeron en los últimos tres meses gracias al pago a proveedores en unos 877 millones de euros, aunque aún se situaban cerca de los 4.000 millones de euros.

"Aunque es una buena noticia que nos encontremos con un descenso de la deuda que mantienen las diferentes administraciones (...) hay que tener presente que aún hay unos 3.947 millones d euros que no se han pagado y que siguen lastrando la actividad de miles de autónomos y microempresas", declaró Amor.

El período medio de pago de las administraciones también se redujo significativamente de 144 días a 129 días, aunque aún cuadruplica el plazo de 30 días que establece la ley de morosidad y la directiva europea para 2013.

Con gran disparidad entre comunidades, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía acaparan casi la mitad de lo adeudado al sector privado por parte de administraciones públicas, y son también las que más tardan en pagar sus deudas, alrededor de cuatro meses y medio.

Respecto a los plazos de pago en el sector privado, ATA dijo que se mantenían en 85 días, alejado también de los 60 días que marca la ley, y las grandes empresas duplicaban los plazos de pago a los autónomos con respecto a las operaciones entre autónomos. (Información de Blanca Rodríguez, editado por Carlos Ruano)