Cortado con el mismo patrón, Esprit se enfunda el modelo de Zara

lunes 2 de diciembre de 2013 13:11 CET
 

Por Clare Baldwin y Sarah Morris

HONG KONG/MADRID, 2 dic (Reuters) - El consejero delegado de Esprit Holdings está redoblando su apuesta para reparar el atribulado distribuidor textil del que se hizo cargo hace un año, modernizando su actual modelo de negocio con una recreación del que tiene Zara, la cadena rival para la que trabajaba antes.

José Manuel Martínez Gutiérrez, de 44 años, se ha rodeado de veteranos del propietario de Zara, Inditex, el mayor grupo de distribución textil mundial cuyo modelo de rápida respuesta a los cambios de la moda es según los analistas de los mejores del sector.

Martínez también desvelo mejoras en la tecnología y la distribución para ayudar a sus nuevos fichajes a diseñar, fabricar y tener las prendas en las estanterías en un periodo de tres o cuatro meses, frente a los siete u ocho meses actuales.

Ahora, todo lo que tiene que hacer es que los clientes compren la ropa.

Antiguo consultor de McKinsey y mago de la cadena de suministro, este ejecutivo ha sentado las bases para la recuperación de Esprit en los próximos 12-18 meses mediante una profunda remodelación -en el último año ha recortado el 10 por ciento de la plantilla de Esprit-, pero el barómetro real del éxito estará en el crecimiento de las ventas.

Y en un mercado minorista cada vez más poblado eso significa ser capaz de adaptarte a los gustos cambiantes y divergentes de unos compradores con sensibilidad a los precios.

"Más que en replantearnos nuestra estrategia de ventas, estamos centrándonos principalmente en mejorar el diseño y la calidad/precio de todos nuestros productos", dijo Martínez a Reuters.

Para tener éxito requerirá del compromiso de todas las partes del negocio, desde los departamentos de diseño y compras hasta los gestores de márketing.   Continuación...