ACTUALIZA 1-El Gobierno español impone fuertes sanciones para la protesta en la calle

viernes 29 de noviembre de 2013 19:34 CET
 

(Rescribe con detalles de la ley, reacciones)

Por Elisabeth O'Leary y Andrés González

MADRID, 29 nov (Reuters) - El Gobierno español del conservador Partido Popular endurecerá las sanciones contra ciertas manifestaciones no autorizadas con multas hasta 600.000 euros, una decisión que choca con el carácter pacífico de la mayor parte de las protestas contra los recortes en los últimos años.

La oposición de izquierdas y defensores de los derechos civiles han calificado el anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana de "ley de la patada en la boca", pero el Gobierno de Mariano Rajoy defiende que garantiza la libertad y tendrá el apoyo de la mayoría de los ciudadanos.

"El espíritu que guía al Gobierno es promover y garantizar la convivencia pacífica de los españoles y castigar a los grupos violentos que ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos y la de los agentes", dijo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros para presentar el proyecto.

Las manifestaciones y las huelgas se han multiplicado desde el inicio de las políticas de recortes en 2010, primero con el Gobierno socialista y ahora con el del Partido Popular, que han afectado áreas sensibles como la sanidad y la educación y pretenden reducir el déficit público de España para cumplir las exigencias de sus socios europeos.

Pero a diferencia de otros países también duramente afectados por la crisis de la eurozona, como Grecia, donde las protestas se volvieron violentas con frecuencia, en España han sido mayoritariamente pacíficas, en un país con un desempleo oficial del 26 por ciento, un elevado incremento de la pobreza y tras una reforma laboral que facilitó los despidos.

El Gobierno, por su parte, ha criticado la celebración de actos como los escraches, protestas contra los desahucios celebradas junto a los domicilios de dirigentes del partido, o iniciativas como las de "Rodea el Congreso".

El anteproyecto, que ahora tendrá que pasar por el Parlamento - aunque el PP tiene mayoría absoluta y no tendrá problemas para aprobarlo -, establece las multas más elevadas para actos como manifestaciones no autorizadas que degeneren en violencia dentro o fuera de las dos Cámaras o la perturbación de la seguridad en actos públicos, deportivos o religiosos.   Continuación...