El SPD trata de superar el escepticismo de sus bases sobre la coalición

jueves 28 de noviembre de 2013 18:23 CET
 

Por Stephen Brown y Erik Kirschbaum

BERLÍN, 28 nov (Reuters) - Los Social Demócratas alemanes (SPD) comenzaron una campaña decisiva para persuadir al casi medio millón de militantes de base, muchos de los cuales se muestran escépticos con la idea de gobernar de nuevo con la conservadora Angela Merkel, para que respalden la "gran coalición" en una votación.

Ya han transcurrido dos meses desde las elecciones en Alemania. Después de que Merkel y el SPD finalmente acordaran los términos de la alianza el miércoles, ahora deben esperar hasta mediados de diciembre mientras el SPD busca el apoyo en una consulta interna sin precedentes.

Más de 474.000 afiliados con carné recibirán por correo en unos días unas papeletas para votar preguntándoles si están de acuerdo con los términos recogidos en un documento de 185 páginas firmado el miércoles por Merkel, su aliado bávaro, Horst Seehofer, y el presidente del SPD, Sigmar Gabriel.

Desde que el SPD accedió a regañadientes, tras ser aplastado en las elecciones de septiembre, a estudiar una reedición de la gran coalición de 2005-2009, Gabriel ha prometido no traicionar los ideales del partido de 150 años.

Denominándolo un acuerdo "para gente corriente" con el establecimiento del primer salario mínimo de Alemania y concesiones al SPD en pensiones y gasto público, Gabriel y otros líderes socialdemócratas tratarán de persuadir a sus bases en más de 130 mítines.

Personalidades del SPD que inicialmente expresaron dudas, atribuyendo las históricas derrotas de 2005 y 2009 a que el partido olvidó sus raíces en la clase trabajadora, han cerrado filas en torno a Gabriel, como la poderosa primera ministra del estado Rin Septentrional Westfalia, Hannelore Kraft.

"La presión avanza en la dirección de la aprobación", dijo Natascha Kohnen, líder del SPD en Baviera, que cuenta con 64.000 afiliados. Dijo que la "indiferencia" que había detectado antes del avance de esta semana se había disipado.

La juventud de izquierdas del SPD parece también haber accedido. Su líder Saschsa Vogt dijo que muchos miembros siguen siendo "muy escépticos" pero confiaba en que leerán el documento y verán que contiene "claras mejorías" para el pueblo. (Información de Madeline Chambers. Traducido por Emma Pinedo)