Los líderes europeos tendrán una tensa reunión con el presidente ucraniano

jueves 28 de noviembre de 2013 14:21 CET
 

Por Natalia Zinets

VILNA, 28 nov (Reuters) - La Unión Europea dijo a Ucrania el jueves que su rechazo a un acuerdo de libre comercio para favorecer unas vínculos más cercanos con Rusia pondrá en riesgo su futuro económico, mientras los líderes del bloque se preparaban para lo que probablemente será una tensa reunión con el presidente Viktor Yanukovich.

Yanukovich volará a la capital de Lituania, Vilna, a tiempo para la cena en honor de la Asociación Oriental, el programa de cuatro años de la Unión Europea (UE) para estrechar vínculos con ex estados soviéticos, entre ellos Ucrania.

Se esperaba que el mandatario ucraniano firmara un amplio acuerdo de libre comercio y un pacto de asociación política con la UE en la cumbre de Vilna, como resultado de años de negociación.

Sin embargo, tras unas intensas presiones de Moscú y las crecientes preocupaciones sobre la difícil situación económica de Ucrania, Yanukovich anunció la semana pasada que aún no estaba listo para firmar el acuerdo con la UE y que en vez de eso se concentraría en reactivar el diálogo económico con Rusia.

En declaraciones pocas horas antes de que Yanukovich arribara a Lituania el jueves, el comisario europeo de Ampliación y Política Europea de Vecindad, Stefan Füle, advirtió a Ucrania de que su decisión de no firmar el acuerdo podría hacer peligrar su futuro.

Refutando las cifras de Ucrania para los costes por actualizar su base económica a estándares europeos, Füle dijo: "La economía ucraniana necesita enormes inversiones, pero estos no son costos. Representan ingresos futuros, más crecimiento, más trabajo y más riqueza".

"Los únicos costes que veo son los costes de que la falta de acción permita más estancamiento de la economía y arriesgue el futuro económico y la salud del país", comentó Füle en un foro de negocios en Vilna.

Yanukovich preparó la escena para un frío encuentro al desestimar la oferta comercial de la Unión Europea como "humillante". La oferta de ayuda de cerca de 600 millones de euros (800 millones de dólares) era "un dulce en un envoltorio bonito", declaró.   Continuación...