Algunos miembros del BOJ no estaban convencidos sobre la meta de inflación: actas

martes 26 de noviembre de 2013 08:58 CET
 

Por Leika Kihara

TOKIO, 26 nov (Reuters) - Algunos miembros del consejo de administración del Banco de Japón buscaron el mes pasado suavizar la meta de inflación del banco central debido a las preocupaciones acerca de los riesgos, como unas alzas lentas en la inversión de las empresas y en los salarios, que oscurecían el panorama, según mostraron las actas de su último encuentro.

En la reunión de política del 31 de octubre, el Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) dijo en un informe semestral que los riesgos para las perspectivas económicas estaban más o menos equilibrados y que Japón está haciendo avances constantes hacia el logro de la meta de inflación del 2 por ciento en aproximadamente dos años.

Pero las actas de la reunión mostraron una división entre los nueve miembros del consejo de administración sobre la meta de inflación, y los pesimistas dudaban de si las empresas aumentarán el gasto en capital y los salarios con la suficiente rapidez. Las actas fueron publicadas el martes por el BOJ.

Esta es la mayor división en el consejo desde que el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, lanzó unas medidas de estímulo monetario agresivas en abril para alcanzar la meta de inflación.

Dos miembros del consejo de administración consideraron que la inflación al consumidor ya había alcanzado su punto máximo ya que veían que el efecto de un yen debilitado, que infla los costes de las importaciones, se reduciría de manera progresiva.

"Un miembro dijo que aún no se puede juzgar que la economía de Japón va camino a lograr la meta de precios del BOJ de un 2 por ciento (de inflación) como se espera", mostraron las actas.

Los miembros del consejo de administración Takehiro Sato y Takahide Kiuchi repitieron sus discrepancias expresadas en abril frente al plazo de dos años para alcanzar la inflación de un 2 por ciento, opinando que era demasiado ambicioso para un país sumido en la deflación durante casi dos décadas.

Sato propuso cambiar el compromiso de inflación para decir que tales niveles de precios debían ser "previstos". Kiuchi quería revisar el objetivo de precio y el estímulo del Banco de Japón después de dos años. Sus propuestas fueron rechazadas por el consejo de administración. (Información de Leika Kihara; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)