El Gobierno italiano pide someter el presupuesto 2014 a un voto de confianza

lunes 25 de noviembre de 2013 16:35 CET
 

ROMA, 25 nov (Reuters) - El Gobierno italiano solicitó un voto de confianza para aprobar su presupuesto 2014, lo que podría dar la primera prueba clara de la fuerza de la coalición oficialista del primer ministro Enrico Letta desde que el partido de centroderecha de Silvio Berlusconi se dividió.

Los votos de confianza se solicitan regularmente para acelerar leyes en Italia, y Letta está casi seguro de que obtendrá el apoyo de los rebeldes que se alejaron del partido de Berlusconi, ahora rebautizado bajo su nombre original Forza Italia.

Pero la moción en el Senado aviva la tensión antes de una votación para expulsar a Berlusconi del parlamento esta semana y probablemente ratifique la división entre Forza Italia y la coalición que respalda a Letta integrada por partidos de izquierda y derecha y formada tras las elecciones de febrero.

"El voto de confianza es necesario no sólo para garantizar una rápida aprobación (de la ley de presupuesto), sino también para verificar (...) la confianza entre el Gobierno y su mayoría parlamentaria", dijo en un comunicado el ministro de Asuntos Parlamentarios, Dario Franceschini.

Berlusconi, que se enfrenta a una casi segura expulsión del parlamento tras su condena por fraude fiscal, fracasó el mes pasado en su intento de derrumbar al Gobierno y se ha manifestado cada vez más hostil antes de la votación en el Senado para tratar su situación.

El multimillonario de 77 años ha prometido romper con el Gobierno y convertirse abiertamente en opositor si el partido de Letta -el centroizquierdista Partido Democrático- vota por su expulsión del Senado. El lunes, Berlusconi calificó la votación de expulsión como un "golpe de Estado".

Su amenaza de abandonar la coalición gubernamental llevó a su partido a dividirse, lo que ha dejado a 30 senadores y 27 diputados de centroderecha apoyando al Gobierno.

El presupuesto, que incluye algunos leves recortes de impuestos sobre los costes laborales y medidas para reducir el déficit fiscal, sería votado el martes, aunque podría retrasarse. (Información de Giuseppe Fonte, escrito por Naomi O'Leary; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)