Ibex-35 sigue estela de Wall St y Tokio y mantiene rebote

viernes 22 de noviembre de 2013 09:38 CET
 

MADRID, 21 nov (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española seguía viendo compradores a primera hora del viernes después del cierre positivo de grandes bolsas internacionales y datos positivos sobre la economía de Estados Unidos y Alemania.

El Dow Jones acabó en la víspera por encima de 16.000 puntos, un máximo histórico, tras conocerse algunos datos económicos que apuntaron a una lenta mejoría del mercado laboral y a una inflación contenida. Una economía resistente compensaría según algunos inversores la previsible retirada de estímulos monetarios de la Reserva Federal.

Analistas de Renta 4 dijeron en un informe diario para clientes que la bolsa no mostrará grandes oscilaciones hasta concerse el influyente dato de confianza del empresariado alemán que publica mensualmente el instituto económico Ifo.

"Esperamos apertura sin grandes cambios, a la espera del principal dato de la sesión, la encuesta empresarial IFO en Alemania, que tras unos mejores datos ayer en los PMIs de noviembre (no así en el conjunto de la Eurozona) podría confirmar una mejora adicional, aumentando la divergencia entre Alemania (mejorando) y Francia (empeorando) y dibujando un contexto complicado para el BCE".

Esta mañana, conocimos que el aumento de la demanda interna impulsó el crecimiento de Alemania en el tercer trimestre, aunque el comercio exterior pesó sobre la mayor economía de Europa.

A las 0930, el Ibex-35 subía un 0,68 por ciento a 9.664 puntos, mientras el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 avanzaba un 0,6 por ciento.

En este contexto, la prima de riesgo según por el diferencial entre el bono español y el alemán a diez años se situaba en 235 puntos básicos a primera hora, unos 3 puntos menos que el jueves al cierre.

Los dos grandes bancos eran los valores más negociados con alzas cercanas al uno por ciento para Santander y del BBVA y Caixabank también generaba papel con una subida del 1,5 por ciento.

El diario online elConfidencial.com publicaba el viernes que el Gobierno podría convertir más DTAs de lo esperado en créditos fiscales, dejando a la banca con unos 42.000 millones de euros que no tendrían que ser descontados bajo las nuevas normas de Basilea III.   Continuación...