20 de noviembre de 2013 / 17:59 / hace 4 años

ACTUALIZA 2-Rusia libera a activista brasileña Greenpeace, pone fianza a ocho más

* Tribunales han concedido la libertad bajo fianza a 15 detenidos

* Poco probable que sean liberados antes del fin de semana

* Cargos por vandalismo siguen en pie (Actualiza información; cambia redacción de texto y titular)

Por Maria Tsvetkova

SAN PETERSBURGO, Rusia, 20 nov (Reuters) - La primera de las 30 personas arrestadas por la guardia costera rusa durante una protesta de Greenpeace contra la actividad petrolera en el Ártico salió de prisión bajo fianza el miércoles blandiendo un papel con la frase “Free the Artic” (Liberen el Ártico).

La brasileña Ana Paula Alminhana Maciel, una de las detenidas en una acción que generó críticas internacionales hacia el presidente ruso, Vladimir Putin, abandonó sonriente el centro de detención de San Petersburgo. Preguntada por cómo se sentía, la activista respondió simplemente “feliz” antes de irse acompañada de un representante de Greenpeace.

Veinte de los detenidos el 18 de septiembre durante la protesta obtuvieron el beneficio de la libertad bajo fianza esta semana, después de las duras críticas a Putin por lo que Occidente consideró un tratamiento severo, aunque ninguno ha sido puesto en libertad todavía. Todas las peticiones de fianza previas habían sido rechazadas.

Se espera que el periodista freelance Denis Sinyakov, que también iba a bordo del barco, sea puesto en liberad el jueves, dijo su abogado.

Ninguno de los detenidos, que están en prisión preventiva, tiene su pasaporte y Greenpeace dijo que no estaba claro en qué medida se restringirán sus movimientos.

Uno de los 30 detenidos recibió el lunes una extensión de su arresto durante tres meses y todos los que estaban a bordo del Arctic Sunrise durante la protesta en un centro petrolero ruso podrían pasar hasta siete años en prisión si son condenados por los cargos de vandalismo que todavía pesan en su contra.

Sin embargo, en una nueva señal de flexibilización en el criticado tratamiento del caso, los tribunales rusos concedieron el miércoles la libertad bajo fianza a ocho activistas, entre ellos el capitán del rompehielos que se acercó a la plataforma Prirazlomnaya, perteneciente a la petrolera estatal rusa Gazprom.

Previamente el miércoles, la justicia rusa fijó una fianza de 2 millones de rublos (45.500 euros) para el capitán estadounidense Peter Willcox, que comandaba el rompehielos que participó de la acción en septiembre.

Willcox, que parecía cansado, dijo al ser consultado que estaba “muy pero muy” contento con la decisión de concederle la libertad condicional. Depsués salió de la sala de la corte esposado y escoltado por cuatro policías.

Willcox, de 60 años, es activista de Greenpeace desde hace más de tres décadas y también fue el capitán del barco Rainbow Warrior de la organización de defensa del medioambiente, que fue atacado y hundido en 1985 por el servicio secreto francés.

El martes, la justicia rusa concedió la libertad bajo fianza a otros nueve extranjeros, entre ellos dos argentinos y una brasileña, que estaban entre los detenidos.

PLATAFORMA PETROLERA

Los tribunales de San Petersburgo concedieron además el miércoles la libertad condicional a tres británicos, Alexandra Harris, Kieron Bryan y Anthony Perret, la danesa Anne Mie Roer Jensen, los holandeses Faiza Oulahsen y Mannes Ubels, y Marco Weber de Suiza, dijo Greenpeace, bajo una fianza también de 2 millones de rublos.

“Voy a disfrutar el hecho de poder caminar más que apenas tres metros en la celda, y algo de aire fresco”, dijo Oulahsen, desde una celda en la corte donde siguió los procedimientos.

“Voy a tomar una buena comida y voy a llamar a mi familia porque no he hablado con ellos en más de dos meses”, añadió.

De las 21 personas que se presentaron en vistas judiciales en lo que va de la semana, sólo al australiano de 59 años Colin Russell se le ha extendido la detención por tres meses más, medida que Greenpeace criticó enérgicamente.

Durante la protesta, algunos de los activistas intentaron escalar una plataforma de exploración petrolera de la estatal Gazprom, clave para las aspiraciones de Moscú en el Ártico.

Greenpeace señala que la protesta fue para llamar la atención sobre el impacto ambiental de la perforación mar adentro en el océano.

Si bien los investigadores buscaban extender por tres meses la detención de todos los activistas - de 18 países -, el Kremlin habría considerado que liberar a algunos de ellos bajo fianza podría aliviar las críticas hacia Rusia, que será sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below