Los diputados europeos quieren acabar con su "circo ambulante"

miércoles 20 de noviembre de 2013 14:03 CET
 

Por Robin Emmott y Tom Körkemeier

BRUSELAS, 20 nov (Reuters) - El Parlamento Europeo acordará el miércoles eliminar su segunda sede en Estrasburgo y acabar con lo que los diputados dicen que es un circo ambulante que cuesta 200 millones de euros al año en desplazamientos entre la ciudad francesa y Bruselas.

Pero Francia, que quiere mantener un símbolo de su estatus como fundador de la Unión Europea, probablemente vete la decisión cuando se lleve a los jefes de Estado y de Gobierno de cada país.

En un momento de más demandas de recortes presupuestarios y de unas difíciles condiciones económicas en Europa, los líderes de la UE y muchos diputados quieren frenar el enorme coste de tener dos sedes parlamentarias y usar a Bruselas, el principal centro de la UE, como una única sede.

La legislación europea, sin embargo, dice que el Parlamento, el único organismo electo, debe tener una sesión de cuatro días cada mes en Estrasburgo.

Eso conlleva que 766 eurodiputados y su personal se muevan 430 km desde Bélgica a la ciudad francesa, que está más cerca de Múnich que de Bruselas.

Estos traslados suponen un coste estimado de entre 156 y 204 millones de euros al año, y tiene un impacto medioambiental que los Verdes y otros consideran inaceptable en un momento de gran concienciación medioambiental.

El edificio de cristal y acero de Estrasburgo está prácticamente vacío más de 300 días al año y cuesta 12 millones de euros al año en mantenimiento.

Pero Francia ha defendido su derecho a albergar la asamblea y todo el negocio que genera.

"El circo ambulante entre diferentes lugares de trabajo lleva a unos costes injustificables y a un daño ambiental que ya no se puede explicar al público", dijo el partido socialdemócrata alemán SPD en un comunicado. (Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)