JPMorgan entona el mea culpa con un acuerdo por 9.600 millones por hipotecas

miércoles 20 de noviembre de 2013 08:13 CET
 

Por Aruna Viswanatha y David Henry y Karen Freifeld

WASHINGTON/NUEVA YORK, 20 nov (Reuters) - El banco estadounidense JPMorgan admitió que sobreestimó la calidad de las hipotecas que vendió a algunos inversores y acordó pagar una cantidad récord de 13.000 millones de dólares (unos 9.600 millones) para cerrar acusaciones vigentes, dijeron el martes responsables federales.

El acuerdo civil marca el fin de semanas de tensas negociaciones entre JPMorgan Chase, el banco más grande de Estados Unidos, y agencias del Gobierno que están bajo intensa presión para hacer que los prestamistas asuman su responsabilidad en los malos procedimientos que derivaron en la crisis hipotecaria.

Para JPMorgan, el acuerdo resuelve algunas de las investigaciones que afronta actualmente. Pero incluso después de este pacto, el banco deberá encarar al menos nueve indagaciones más del Gobierno estadounidense, que cubren temas que van desde prácticas de contratación en China a las sospechas de que participó en la manipulación del tipo de interés Libor.

El mes pasado, JPMorgan dijo que apartó 23.000 millones de dólares para cubrir gastos por litigios. Sus acciones subieron 0,9 por ciento a 56,22 dólares.

Para este acuerdo en particular, el prestamista tomó la inusual decisión de reconocer que sus empleados vendieron a sabiendas instrumentos vinculados a préstamos que eran más arriesgados de lo que el banco aseguraba.

La revisión contable de las firmas que auditaron estos préstamos para JPMorgan en 2006 y 2007 determinaron que el 27 por ciento de ellos eran incobrables, pero de todas formas el banco agrupó la mitad de los créditos en títulos respaldados por hipotecas, dijo el Gobierno.

Estados Unidos consideró que el acuerdo extrajudicial es el mayor en su historia, pero en realidad se trata de varios compromisos para resolver una serie de acusaciones agrupados en un solo paquete.

El acuerdo incluye un programa de ayuda de 4.000 millones de dólares pactado con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (FUD, por sus siglas en inglés) y un compromiso de 4.000 millones de dólares con la Agencia Federal de Financiación de Vivienda, que supervisa a las compañías estatales que financian hipotecas Fannie Mae y Freddie Mac.   Continuación...