Operadores tradicionales se imponen en puja espectro República checa

martes 19 de noviembre de 2013 18:48 CET
 

PRAGA, 19 nov (Reuters) - Los tres operadores existentes en la República checa, Telefonica Czech Republic, T-Mobile y Vodafone, se adjudicaron los contratos de espectro para el despliegue de nuevas redes de telefonía móvil de cuarta generación en el país, dijo el martes el regulador checo.

Los dos nuevos candidatos, Revolution Mobile y Sazka Telecommunications, no se hicieron con ninguna licencia -- una sorpresa ya que el supervisor había reservado un bloque de espectro para un cuarto operador--.

Con la venta, el Estado checo ingresó 8.500 millones de coronas ($420,4 millones).

"Los (nuevos entrantes) adoptaron una estrategia que no les permitió ganar una licencia", dijo Martin Drtina, portavoz del supervisor checo CTU.

Telefonica Czech Republic, que ya cubre una parte significativa de la capital Praga y de la segunda principal ciudad checa, Brno, con su infraestructura de 4G, dijo que empezaría a desplegar su nueva red en otras ciudades checas en la primera mitad de 2014.

A principios de este mes, el grupo inversor PPF, propiedad de Petr Kellner, el hombre más rico de la República checa, acordó comprar por 3.200 millones de euros una participación del 65,9 por ciento de Telefónica en su división checa.

El pasado mes de marzo, CTU canceló una subasta de espectro tras recibir ofertas por importe superior a los 20.000 millones de coronas, diciendo que las pujas eran tan elevadas que podrían inflar el precio de los servicios y retrasar el despliegue de las nuevas redes.

(Información de Robert Muller y Jason Hovet; Traducido al castellano por Robert Hetz)