19 de noviembre de 2013 / 10:38 / hace 4 años

OCDE insta al BCE a comprar activos de la zona euro

* Inflación eurozona será bastante inferior a meta BCE en 2014/15

* Economía zona euro crecerá sólo 1 por ciento próximo año

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 19 nov (Reuters) - El Banco Central Europeo debe considerar la compra de bonos gubernamentales y corporativos para ayudar a la zona euro a evitar una espiral de deflación al estilo japonés, dijo el martes la OCDE.

Fue un llamamiento directo al BCE para que adopte una flexibilización cuantitativa (QE), una política que actualmente divide el banco, ante lo que el grupo de expertos dijo que era un riesgo de deflación.

La inflación en la zona euro de 17 países cayó a su nivel más bajo en casi cuatro años en octubre, con la economía luchando por recuperarse después de salir de su recesión más larga.

A pesar de una rebaja sorpresa de tipos del BCE este mes, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) dijo en su último panorama económico que el banco debe adoptar medidas más audaces en una época de desempleo masivo y crédito difícil.

"Los riesgos de deflación podrían estar aumentando lentamente", dijo el economista jefe de la OCDE Pier Carlo Padoan a Reuters. "El BCE debe tener mucho cuidado y estar preparado para utilizar incluso medidas no convencionales para luchar contra cualquier riesgo de que la deflación se convierta en permanente", dijo.

Según sus estatutos, el BCE tiene prohibido comprar bonos directamente de los gobiernos, pero puede encontrar fórmulas de adquirirlos de los bancos, por ejemplo, en el mercado secundario o aceptándolos como garantía a cambio de financiación.

La zona euro aún está lejos de la deflación que sufrió Japón a principios de los años 1990, cuando la caída de los precios debilitó la demanda, dando lugar a recortes salariales y a precios aún más bajos.

Pero Irlanda, Chipre y Grecia registraron deflación en octubre y para la zona euro en su conjunto, los precios al consumidor cayeron en octubre con respecto a septiembre, un 0,1 por ciento.

El llamamiento de la OCDE se produce tras unos comentarios de miembro del Consejo Ejecutivo del BCE Peter Praet en una entrevista este mes en los que señaló que las compras de activos eran una de las herramientas disponibles para el banco central además de los recortes de tipos de interés.

Los comentarios señalaron que el BCE, tras recortar tanto los tipos y proporcionado liquidez a los bancos, puede estar considerando la polémica opción de comprar activos ante la falta de otras opciones, aunque no está claro si eso sería emular el programa de flexibilización cuantitativa al estilo estadounidense.

El BCE inyectó más de 1 billón de euros en el sistema bancario a través de préstamos ultra-baratos a tres años en diciembre de 2011 y febrero de 2012, conocidos como LTROs.

"Los LTROs ya se han utilizado y podrían utilizarse otra vez", dijo Padoan. "Pero tal vez el BCE podría pensar en formas de adquisición de activos". Preguntado sobre si eso significaba bonos corporativos, Padoan dijo: "Podría ser una posibilidad."

PREVISIÓN DE BAJA INFLACIÓN

El BCE ha llevado a cabo sus propios programas de compra de bonos en el pasado, pero siempre ha retirado una cantidad equivalente de dinero de los mercados -en la práctica no imprimir dinero nuevo- para garantizar que sus intervenciones no tienen impacto en la oferta de dinero por temor a impulsar la tasa de la inflación.

Con la inflación en el 0,7 por ciento en octubre y bastante por debajo del objetivo de algo menos del 2 por ciento del BCE, ese argumento se ha debilitado considerablemente.

La OCDE pintó un sobrio escenario en sus previsiones para la zona euro mientras el bloque trata de recuperarse de la crisis de deuda pública y bancaria que casi hizo añicos el área de la moneda única.

Se prevé que la economía crezca sólo un 1 por ciento el próximo año tras contraerse un 0,4 por ciento en 2013, mientras que la tasa de paro no bajará hasta 2015, dijo la OCDE, poniendo sus previsiones en gran medida en línea con la Comisión Europea.

Sin embargo, la OCDE ve la inflación anual en el 1,2 por ciento en 2014 y 2015, por debajo de las últimas previsiones de la Comisión de un 1,4 por ciento y un 1,5 por ciento, respectivamente. (Información adicional de Leigh Thomas en París, traducido por Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below