Decenas de miles se manifiestan a favor y en contra del Gobierno búlgaro

sábado 16 de noviembre de 2013 15:13 CET
 

SOFÍA, 16 nov (Reuters) - Decenas de miles de oponentes y partidarios del Gobierno búlgaro, encabezado por socialistas, se manifestaron el sábado, poniendo de relieve la incertidumbre y una división política cada vez mayor en el país más pobre de la Unión Europea.

El primer ministro, Plamen Oresharski, prometió manterse en el poder e impulsar las reformas para ayudar a los más desfavorecidos y elevar los salarios, en una manifestación organizada por los socialistas y sus socios de coalición, el partido turco MRF en Sofía.

En otra marcha en la segunda mayor ciudad de Bulgaria, Plovdiv, miles de partidarios de la oposición, el partido GERB, solicitaron la dimisión del Gobierno y pidieron elecciones anticipadas, acusando al Ejecutivo de incompetencia y corrupción.

El Gobierno socialista tomó posesión en mayo después de que el ejecutivo del GERB dimitiera tras unas manifestaciones masivas por el alto precio de la factura energética y la corrupción. GERB ganó la mayoría de los votos en las elecciones de mayo, pero no consiguió formar gobierno.

El Gobierno tiene una mayoría endeble con el apoyo no oficial del partido nacionalista Attack. La mayoría de los analistas dicen que no completará su mandato de cuatro años.

Muchos búlgaros esperaban que unirse a la UE hace seis años traería prosperidad al ex estado comunista y pondría fin a una corrupción rampante y al crimen organizado. Están desilusionados con las élites políticas establecidas, que creen que solo trabajan en beneficio propio.

El país aún tiene que poner entre rejas a algún alto cargo gubernamental por corrupción, mientras que el salario medio, de 400 euros al mes, es el más bajo de la UE.

Cinco meses después de las elecciones, los búlgaros siguen divididos sobre si el Gobierno debería permanecer en el poder o dimitir, según las encuestas. Los analistas dijeron que las manifestaciones del sábado pueden profundizar las divisiones. (Información de Tsvetelia Tsolova. Traducido por Emma Pinedo)