Autoridad fiscal independiente de España arroja dudas

miércoles 13 de noviembre de 2013 18:25 CET
 

Por Paul Day

MADRID, 13 nov (Reuters) - España anunció el miércoles la creación de una autoridad fiscal independiente para asegurar a los recelosos inversores que puede controlar sus finanzas públicas, pero las dudas continúan sobre su independencia y su fortaleza para sancionar el exceso de gasto de los organismos locales y nacionales.

El Parlamento, donde el gobernante Partido Popular tiene mayoría absoluta, aprobó la nueva ley sobre la Autoridad Fiscal Independiente con 181 votos a favor, 136 en contra y una abstención.

El nuevo organismo realizará informes no vinculantes sobre el gasto a nivel regional y del gobierno central.

La errática publicación de las cuentas públicas españolas, especialmente por parte de las regiones, y las repetidas revisiones sobre los datos finales han espoleado la desconfianza de los inversores sobre los esfuerzos del Gobierno para reducir uno de los mayores déficit públicos de la zona euro.

En 2012, cuando el coste de la deuda tocó máximos y los operadores apostaban contra la capacidad de Madrid de reducir el gasto e incrementar los ingresos en medio de una recesión, el Gobierno se vio forzado a revisar su déficit público hasta en tres ocasiones.

Después, a principios de año, apenas semanas después de anunciar un déficit para 2012 sorprendentemente bajo, el Gobierno elevó de nuevo la cifra después de que la agencia estadística europea pusiera en duda los métodos de contabilización.

El regulador realizará informes sobre los esfuerzos públicos para alcanzar los objetivos de déficit, avisando de desviaciones y recomendando sanciones, un ejercicio de denuncia pública que fuentes del Ministerio de Hacienda dicen que será suficiente para mantener a raya el gasto, pese a que el nuevo órgano no tendrá poder para multar o forzar cambios.

"Sus recomendaciones no son meras opiniones. No se pueden poner sanciones. En principio el destinatario de las recomendaciones tiene que seguirlas o justificar por que no las sigue (...) Es más una sanción reputacional", dijo una fuente del Ministerio de Hacienda.   Continuación...