Fukushima: ahora llega la parte difícil

miércoles 13 de noviembre de 2013 12:26 CET
 

Por Aaron Sheldrick

TOKIO, 13 nov (Reuters) - La operadora de la accidentada planta nuclear japonesa de Fukushima empezará esta semana a retirar 400 toneladas de combustible con alta radiación en una operación enormemente delicada y sin precedentes cargada de riesgo.

Retirar cuidadosamente más de 1.500 ensamblajes de combustible potencialmente dañados del inestable reactor número 4 de la planta podría tardar un año, y se verá como una prueba de la capacidad de Tokyo Electric Power para seguir adelante con el desmantelamiento de la instalación al completo, una tarea que probablemente tarde décadas y cueste decenas de miles de millones de dólares.

Si las varillas - hay entre 50 y 70 en cada uno de los ensamblajes, pesan unos 300 kg y miden 4,5 metros - se exponen al aire o se rompen, se podrían liberar grandes cantidades de gases radiactivos a la atmósfera.

La complicada operación ha sido equiparada por Arnie Gundersen, un veterano ingeniero nuclear estadounidense y director de Fairewinds Energy Education, con intentar sacar cigarrillos de un paquete aplastado.

Cuando llegue el momento, extraer el combustible de los otros reactores de la planta, donde los niveles de radiación son mucho mayores por la fundición del núcleo, será incluso más complicado.

Los reactores número 1 y número 3 sufrieron más daños que el número 4 como resultado del terremoto y el tsunami de marzo de 2011, tras el que dejaron de funcionar la electricidad y el enfriamiento en la estación de Fukushima, provocando tres fusiones que liberaron radiación al aire y al Océano Pacífico.

La urgencia de despejar el reactor número 4 se debe al riesgo de haber gastado combustible almacenado a tanta altura - 18 metros - en un edificio que ha cedido y se ha inclinado y que podría derrumbarse si hay otro terremoto.

También, si la piscina que alberga los ensamblajes tiene fugas y se escapa agua podría liberar más radiación que durante el accidente de 2011, lo que amenazaría Tokio, a unos 200 kms al sur de la central.   Continuación...