12 de noviembre de 2013 / 17:08 / hace 4 años

SPD y CDU instan a celebrar referendos sobre grandes decisiones de la UE

Por Sabine Siebold y Noah Barkin

BERLIN, 12 nov (Reuters) - Los partidos alemanes que están negociando un acuerdo de coalición han recomendado celebrar referendos nacionales respecto a decisiones importantes sobre Europa, en lo que podría ser un cambio radical en la política del país, aunque la canciller Angela Merkel parece propensa a anular la propuesta.

La idea fue propuesta en un documento elaborado por uno de los grupos de trabajo que discuten los compromisos políticos que permitan la formación de un gobierno entre los conservadores de Merkel y los Socialdemócratas (SPD) de centroizquierda.

La iniciativa llama a celebrar referendos cuando nuevos miembros se sumen a la Unión Europea, cuando se transfieran poderes de Berlín a Bruselas y cuando Alemania comprometa dinero a nivel de la UE, un cambio que podría limitar fuertemente las facultades de Berlín para actuar rápidamente en una crisis.

Sin embargo, la propuesta aún debe ser aprobada por un comité de coalición más grande liderado por Merkel. Un miembro destacado del partido Demócrata Cristiano (CDU), al que pertenece la canciller, dejó claro el martes que no había consenso sobre el tema.

“Como antes, hay serias dudas sobre la introducción de referendos a nivel nacional”, dijo Guenter Krings, segundo del partido en el Parlamento.

“La democracia participativa ha sido probada en Alemania, incluso sobre las decisiones europeas, y queremos atenernos a esto”, agregó.

De todos modos, el documento subraya el malestar entre los partidos alemanes, particularmente en la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), sobre la legitimidad democrática de la decisión de transferir competencias a la UE y sobre el uso de dinero alemán para ayudar a socios en problemas durante la crisis europea.

“La población debe ser consultada directamente sobre las decisiones políticas europeas de especial importancia”, dice el documento, elaborado por un grupo de trabajo liderado por el ministro del Interior Hans-Peter Friedrich, del CSU, y por Thomas Oppermann, del SPD.

“Esto podría ser aplicado particularmente cuando nuevos estados miembros sean agregados, cuando importantes poderes deban ser transferidos a Bruselas o cuando las finanzas alemanas estén comprometidas a nivel de la UE. Para ese tipo de decisiones queremos allanar el camino para los referendos nacionales”, agregó.

Aunque los referendos son comunes en Irlanda, Suiza y algunos países escandinavos, la Constitución alemana, que data de la posguerra, establece importantes obstáculos para su realización, en parte debido a que los plebiscitos son culpados de haber ayudado a Adolf Hitler a llegar al poder.

La “ley básica” de Alemania sólo permite los referendos a nivel nacional en circunstancias extremas como un cambio de la misma Constitución o un rediseño de sus fronteras.

Incluso con estas excepciones, los ciudadanos alemanes no pudieron votar sobre la reunificación de 1990. Tampoco tuvieron voz directa en la decisión, casi una década más tarde, de reemplazar el marco alemán por el euro. (Información adicional de Stephen Brown, Andreas Rinke, Holger Hansen y Erik Kirschbaum. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below