Ventas minoristas zona euro caen más de lo esperado en septiembre

miércoles 6 de noviembre de 2013 12:12 CET
 

Por Martin Santa

BRUSELAS, 6 nov (Reuters) - Las ventas minoristas de la zona euro cayeron más de lo esperado en septiembre, según datos publicados el miércoles, debido a que los compradores se abstuvieron de realizar adquisiciones en medio de una lenta recuperación económica que no logra sacar a la región de un nivel de desempleo récord.

El volumen del comercio minorista cayó un 0,6 por ciento en septiembre tras un alza revisada de un 0,5 por ciento en agosto, dijo la agencia de estadísticas de la Unión Europea Eurostat.

Analistas consultados por Reuters proyectaban un declive de un 0,4 por ciento.

Las ventas de productos alimenticios y no alimenticios bajaron, mientras que el volumen de comercialización de combustibles para automóviles se mantuvo sin cambios.

En la comparación interanual, las ventas minoristas de septiembre subieron un 0,3 por ciento después de tres caídas, mostraron los datos.

La demanda interna en la zona euro está siendo sofocada por la recesión más prolongada del bloque desde la creación del euro en 1999. También se está viendo afectada por una tasa de desempleo de un 12,2 por ciento y por la incertidumbre sobre cuándo la economía crecerá con más fuerza.

El descenso en las ventas minoristas fue especialmente significativo en el sur de Europa, donde Portugal registró una caída récord del 6,2 por ciento en el mes, mientras que la bajada del 2,5 por ciento en España fue la más acentuada desde abril del 2012.

Eslovenia, que está en riesgo de necesitar de ayuda financiera internacional si no logra arreglar sus bancos y reformar su economía, registró una caída mensual de un 4,0 por ciento en sus ventas de septiembre, la mayor bajada desde febrero del 2009.

La Comisión Europea espera que la recuperación económica avance con paso más firme el próximo año, pero la demanda interna aún es débil debido a que más de 19 millones de personas están desempleadas en la zona euro.

El débil gasto del consumidor también es una preocupación para el Banco Central Europeo, que se espera que mantenga el jueves las tasas de interés en mínimos históricos pese a una fuerte desaceleración de la inflación, que en octubre alcanzó casi su mínimo nivel en cuatro años. (Traducido por Patricio Abusleme. Editado en español por Rodrigo Charme)