6 de noviembre de 2013 / 8:33 / hace 4 años

Una huelga antiausteridad paraliza Grecia durante una visita de la troika

3 MIN. DE LECTURA

Por Renee Maltezou

ATENAS, 6 nov (Reuters) - Las escuelas griegas cerraron y los vuelos sufrían interrupciones mientras los trabajadores llevaban a cabo una huelga general el miércoles para protestar por las medidas de austeridad impuestas por los prestamistas internacionales, cuyos inspectores visitan Atenas para revisar la evolución del programa de rescate.

El paro de 24 horas convocado por los mayores sindicatos del sector público y privado de Grecia ha llevado a un país golpeado por la crisis a un receso un día después de que los responsables de la "troika" de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional retomasen su última revisión del rescate.

"Trabajadores, pensionistas y parados viven una pesadilla sin fin", dijeron los trabajadores de puertos en un comunicado.

"El Gobierno y la troika están destruyendo este país", dijeron

Los sindicatos temen que Grecia tenga que imponer más recortes de salarios y pensiones para lograr sus objetivos del rescate los próximos años, dijeron responsables sindicales. Grecia y sus prestamistas discuten sobre el tamaño del agujero presupuestario para el año que viene, lo que ha disparado la especulación de que haya una nueva serie de impopulares recortes.

Los sindicatos también protestan contra los planeados despidos en el sector público y las privatizaciones.

Los profesores, doctores, funcionarios municipales, trabajadores ferroviarios y conductores de autobús están entre los grupos que secundaron la huelga. Los controladores de tráfico aéreo dijeron que pararían de trabajar entre las 1000 y las 1300 GMT, afectando a algunos vuelos.

Por la tarde, se prevé que miles de personas marchen hacia la plaza de Syntagma, ante el Parlamento de Atenas, donde la policía y los manifestantes han tenido enfrentamientos en el pasado.

"Unidos los podemos parar, podemos derrocarlos", dijo el sindicato del sector público ADEDY en un comunicado antes de la huelga.

Grecia está en el sexto año de una recesión económica y ha visto repetidas series de medidas de austeridad que han esquilmado las rentas de los hogares y han llevado el paro a un récord por encima del 27 por ciento.

ADEDY y el sindicato del sector privado GSEE han convocado repetidamente a los trabajadores a huelgas desde que la crisis estalló en 2009. Las protestas han puesto a prueba la determinación del Gobierno de implementar los recortes y reformas que prescribe la troika.

Pero también han decaído este año, con un creciente sentido de resignación entre los griegos.

Sin embargo, la furia contra la austeridad que encabeza Alemania sigue viva, y el Gobierno de coalición del primer ministro, Antonis Samaras, ha rechazado más recortes generalizados de salarios y pensiones o subidas de impuestos para rellenar cualquier agujero fiscal.

"La sociedad no pude con ello, la economía no puede con ello y ni siquiera es necesario en la actual situación financiera del país", dijo Samaras en una entrevista televisada el martes. (Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below