Los curiosos interrumpen el nuevo tren de Estambul que une Europa y Asia

miércoles 30 de octubre de 2013 17:47 CET
 

ESTAMBUL, 30 oct (Reuters) - Los turcos intrigados por el nuevo túnel ferroviario subterráneo en Estambul que une Europa y Asia masificaron los trenes bajo el estrecho del Bósforo, forzando al cierre de una estación y provocando retrasos al presionar los botones de parada de emergencia, dijo el servicio ferroviario del país.

El servicio también se vio afectado por un breve corte eléctrico en la hora punta matutina, con imágenes de televisión de pasajeros andando por el túnel cerca de un tren parado.

El primer ministro Tayip Erdogan inauguró el martes el multimillonario proyecto de Marmaray, un túnel de 13 km con gran fanfarria. Se espera que transporte a unos 1,5 millones de personas al día.

La compañía ferroviaria estatal TCDD dijo que el servicio recibió una fuerte demanda. Cerró una de las estaciones para aliviar la concentración de gente. Algunos pasajeros que montaban en los trenes por primera vez y no estaban familiarizados con los sistemas habían pulsado los botones de 'parada de emergencia', provocando retrasos.

"Esperamos que nuestros pasajeros tengan en cuenta las masas de gente y eviten un constante ir y venir si es posible para hacer hueco para otros pasajeros", dijo.

Los dos puentes y los servicios de ferry que cruzan el Bósforo están masificados de gente que va a trabajar en la mayor ciudad europea.

Los críticos del Gobierno dicen que la apertura del túnel, uno de los "megaproyectos" de Erdogan diseñados para cambiar la cara de Turquía, se forzó para que coincidiese el martes con el 90 aniversario de la fundación de la moderna república de Turquía. (Escrito por Daren Butler; Traducido por Rodrigo de Miguel)