Los vehículos de la UE, cerca de cumplir el objetivo de emisiones en 2015

miércoles 30 de octubre de 2013 16:40 CET
 

BRUSELAS, 30 oct (Reuters) - Las emisiones de coches en la UE cayeron un 2,6 por ciento en 2012 respecto a 2011, según cifras oficiales difundidas el miércoles, que se suman a un encarnizado debate en Europa sobre con qué rapidez los fabricantes pueden mejorar la eficiencia energética de sus vehículos.

El descenso situó la media de emisiones de dióxido de carbono de coches nuevos a 132,2 gramos por kilómetro (g/km) en 2012, cerca del objetivo de 130 g/km para 2015, según los datos de la Agencia de Medio Ambiente Europea (EEA), que aporta datos científicos que guíen la toma de decisiones.

Puesto que la Unión Europea de 28 naciones es probable que alcance su objetivo con facilidad, la Comisión Europea ha propuesto un objetivo de 95 g/km para 2020.

Pero Alemania, que trata de proteger a sus fabricantes de coches de lujo, insistió en que los Veintiocho rompen un acuerdo alcanzado en junio sobre la aplicación del objetivo.

Los estados miembro están tratando de ponerse de acuerdo en un compromiso revisado sobre vehículos con mayor eficiencia energética y menos contaminantes.

Entre los grandes fabricantes, la italiana Fiat tenía la tasa de emisiones media más baja (117 g/km), mientras que la francesas Renault y PSA Peugeot Citroën , rondaban los 120 g/km en 2012, también por debajo de la media, dijo la EEI.

En el otro extremo, los coches de la alemana Daimler emitían 143 g/km y los de la sueca Volvo tenían de media 142 g/km.

Aunque la mayoría de fabricantes cumple la norma, tendrán que vender vehículos cada vez más eficientes para cumplir futuros objetivos.

Los analistas dicen que los 95 g/km en 2020 de media en la flota de la UE es un objetivo factible con motores de combustión convencional, pero las opiniones de la industria están divididas entre si bajar de ese nivel se puede lograr con los motores que ya existen o requiere un gran incremento de coches híbridos o eléctricos. (Información de Barbara Lewis. Traducido por Emma Pinedo)