Ingresos fiscales podrían subir en Alemania, factor en las negociaciones

sábado 26 de octubre de 2013 17:39 CEST
 

BERLÍN, 26 oct (Reuters) - Los ingresos tributarios probablemente suban más de lo esperado en Alemania en 2013 y más adelante, publicaron medios el sábado, potencialmente dándole al nuevo gobierno mayor margen de maniobra financiero y desempeñando un papel en las negociaciones para formar una coalición, centradas en la economía y en la energía.

Los ingresos fiscales, reforzados ya este año por un sólido mercado laboral y por robustos incrementos en los sueldos, podrían superar en más de un 3 por ciento los del año pasado, cuando bordearon los 600.000 millones de euros, dijo el Frankfurter Allgemeine Zeitung en su edición del sábado.

La cifra sería de unos 3.000 millones de euros más que los 615.200 millones de euros calculados en las últimas estimaciones tributarias de mayo. Hasta 2018, los impuestos adicionales podrían totalizar hasta 100.000 millones de euros, según el diario.

Los conservadores de la canciller Angela Merkel ganaron cómodamente las elecciones del 22 de septiembre, pero no lograron obtener una mayoría absoluta, y han iniciado negociaciones para formar gobierno con el segundo mayor partido del país, los socialdemócratas del SPD.

El partido de Merkel se ha concentrado en equilibrar el presupuesto público, mientras que la campaña de la centroizquierda insistió en la necesidad de elevar los impuestos para impulsar la inversión y para introducir un sueldo mínimo en todo el país.

El diario Die Welt publicó unas cifras tributarias aún mejores, citando también a expertos fiscales conocedores de las estimaciones, con unos 7.000-8.000 millones de euros adicionales en ingresos este año.

El Ministerio de Finanzas declinó referirse a los reportes y un portavoz se remitió a las próximas estimaciones tributarias, que se divulgarán el 7 de noviembre.

Centrado en equilibrar su presupuesto, Alemania invirtió menos en infraestructuras en la última década de lo que necesitaba para mantener su buen funcionamiento, mucho menos mejorarlo.

El gasto en infraestructura del país bajó a un 1,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), desde el 2 por ciento de 1999 y muy bajo el promedio de la Unión Europea del 2,5 por ciento, según datos de DIW.

Los conservadores de Merkel presionarán por reducir el nivel de deuda del país por debajo del 60 por ciento del PIB en un período de 10 años desde el actual 81 por ciento, según un documento del partido obtenido por Reuters el viernes.

Hannelore Kraft, primera ministra de Renania del Norte-Westfalia del SPD, dijo que concuerdan en la necesidad de invertir, pese a que un portavoz del SPD desmintió las noticias que decían que los partidos ya habían acordado inversiones adicionales en caminos y vías férreas por 11.000 millones de euros en el curso de cuatro años. (Información de Annika Breidthardt y Gernot Heller; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)