Groenlandia vota a favor de permitir la explotación del uranio

viernes 25 de octubre de 2013 10:23 CEST
 

NUUK, 25 oct (Reuters) - El parlamento de Groenlandia ha votado a favor de poner fin a una prohibición de décadas en la explotación minera de materiales radiactivos como el uranio, abriendo el país a inversores desde Australia hasta China, deseosos de explotar sus enormes recursos minerales.

La iniciativa no sólo permitirá la extracción de depósitos de uranio, sino también de tierras raras, minerales que se usan en productos del siglo XXI como turbinas eólicas, coches híbridos y smartphones y que en la actualidad se extraen sobre todo por China.

Con el hielo del mar derritiéndose y con la apertura de nuevas rutas marítimas en el Ártico, el exaliado de Occidente durante la Guerra Fría ha surgido del aislamiento y ganado atención geopolítica desde Pekín o Bruselas, gracias a su riqueza mineral por descubrir.

"No podemos vivir con el desempleo y los incrementos del coste de la vida mientras nuestra economía está paralizada. Es por tanto necesario que eliminemos la tolerancia cero con el uranio ahora", dijo durante el debate la primera ministra de Groenlandia, Alega Hammond, según el diario local Sermitsiaq.

El gobierno de Hammond ganó el acalorado debate por 15 votos frente a 14.

La posibilidad de explotación del uranio ha sido criticada por grupos ecologistas. Previamente, un grupo de organizaciones no gubernamentales advirtió de que la explotación de uranio en Groenlandia podría amenazar el impoluto sistema ecológico de la región ártica.

Aunque Groenlandia tiene autogobierno, todavía es parte del Reino de Dinamarca. El exgobernante colonial todavía tiene algo que decir en temas de seguridad y defensa y la decisión sobre el uranio podría necesitar ser aprobada por el parlamento danés, y posiblemente poner a los dos países en una confrontación diplomática.

"Las acciones concretas sobre la explotación y exportación de uranio potencialmente tendrán implicaciones de largo alcance en las políticas de exteriores, defensa y seguridad, y son como tal un asunto para Reino", dijo el ministro danés de Comercio y Asuntos Europeos en un comunicado, tras la votación en el parlamento de Groenlandia.

La política de "tolerancia cero" de Groenlandia contra la minería radiactiva es una herencia de Dinamarca, pero la isla quiere desarrollar la minería para ayudar a pagar el estado del bienestar y conseguir empleos en este país que tiene una población de unos 57.000 habitantes, la mayoría inuit.

Desde que Groenlandia consiguió el autogobierno en 2009, la mayoría de los políticos han aspirado a una mayor autonomía y a una eventual independencia.

(Información de Katya Vahl en Nuuk, Alistair Scrutton en Estocolmo y Teis Jensen en Copenhague; Traducido por Raquel Castillo en Madrid)