La familia Icahn, peleada por la participación en Netflix

jueves 24 de octubre de 2013 15:53 CEST
 

Por Jennifer Ablan

24 oct (Reuters) - El inversor multimillonario Carl Icahn está tan convencido de que tenía razón en vender parte de su participación en Netflix que hizo una gran apuesta - posiblemente valorada en cientos de millones de dólares - con su hijo Brett, que no estaba de acuerdo con la decisión.

Icahn, cuya firma adquirió títulos de Netflix por un precio promedio de 58 dólares frente al precio actual de 330 dólares, recortó su participación del 9,4 por ciento hasta un 4,5 por ciento, obteniendo ganancias de hasta 800 millones de dólares (511-584 millones de euros) por los tres millones de acciones que ha vendido en los 12 días entre el 10 de octubre y el martes, según documentos del regulador bursátil de Estados Unidos publicados el martes tras el cierre del mercado.

Su hijo Brett Icahn, de 34 años, que llegó con la idea de invertir en Netflix, y el socio inversor de Brett, David Schechter, dijeron en un comunicado que creen que la compañía de vídeo en 'streaming' todavía está infravalorada. Agregaron que no querían reducir la participación en la compañía, que produjo la serie "House of cards", ganadora de un Grammy.

Así que Icahn estuvo de acuerdo con compensar cualquier pérdida de beneficio e inyectó dinero en los fondos gestionados por su hijo y por Schechter por si sus puntos de vista son ciertos y resulta que ha vendió las acciones de Netflix demasiado pronto.

Si las acciones suben más, Icahn se ha comprometido a poner efectivo o equivalentes a disposición de un nuevo fondo bajo la dirección de Brett Icahn y Schechter, llamado New Sargon Portfolio.

Carl Icahn no devolvió las llamadas en busca de comentarios. Brett Icahn respondió a unas preguntas enviadas por correo electrónico, pero no dio más detalles. No se pudo contactar con Schechter.

El acuerdo entre padre e hijo es una de las apuestas más inusuales vistas en el mundo de las inversiones.

No está claro si Carl Icahn necesitaba el acuerdo de su hijo y de Schechter para reducir la participación y la apuesta fue el resultado, o si fue un arreglo mucho más informal.

Icahn, cuya firma Icahn Enterprises tiene activos por aproximadamente 29.000 millones de dólares, dijo en los documentos que "como un aguerrido veterano de los mercados he aprendido que cuando uno tiene suerte y/o es inteligente para producir un beneficio de 457 por ciento en apenas 14 meses, es tiempo de quitar algunas cosas de la mesa". (Información de Jennifer Ablan en Nueva York; Traducido por Raquel Castillo en Madrid)