Draghi quiere ver mecanismo resolución bancario operando en 2015

miércoles 23 de octubre de 2013 18:02 CEST
 

Por Eva Taylor

FRÁNCFORT, 23 oct (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) considera como un factor clave para la unión bancaria de la zona euro la creación de un mecanismo común de resolución para tratar con entidades con problemas y desea que este esquema entre en funcionamiento hacia el 2015, dijo el miércoles a Reuters el presidente del BCE, Mario Draghi.

Ante la posibilidad de que se genere una unión bancaria asimétrica que pueda dar pie a una supervisión de las entidades sin un cortafuegos común ya en operaciones, el BCE ha instado a los gobiernos del bloque a crear un mecanismo único de resolución para rescatar o liquidar a bancos en dificultades.

Sin embargo, esta segunda etapa de la unión está incompleta debido a que los políticos discuten cuánto de ese coste debería ser cubierto por los contribuyentes. Los planes para una tercera etapa, un esquema de seguros de depósitos comunes, están completamente paralizados.

"El BCE cree que un mecanismo de resolución es un pilar muy importante de nuestra unión bancaria. Aún apuntamos a tenerlo en funcionamiento en el 2015", declaró Draghi en una entrevista con Reuters en televisión, en un momento en el que el BCE se embarca en su nueva misión de supervisión.

Al desplegar sus planes para escrutar a 128 importantes bancos de la zona euro, el BCE prometió someterlos a rigurosas pruebas el próximo año, apostando su credibilidad en una revisión que apunta a crear confianza en el sector.

El BCE quiere una estricta revisión, a fin de no encontrarse con sorpresas una vez que se haga cargo, ni repetir los errores de dos pruebas de estrés anteriores en toda Europa, que no lograron detectar los riesgos que llevaron a las crisis bancarias de Irlanda y España.

"El BCE quiere tener responsabilidad total por la evaluación, pero nada que ver con lo que tenga que hacerse después de la evaluación, que es tarea de la autoridad resolutiva. Las dos cosas deben estar completamente separadas", afirmó Draghi.

El presidente del BCE dijo a la Comisión Europea en una carta enviada el 30 de julio que los bancos que aún son viables, pero que necesitan de ayuda estatal para impulsar su base de capital, deberían ser autorizados para recibir asistencia sin provocar pérdidas a sus bonistas minoritarios.

El nuevo reglamento de la Unión Europea sobre ayuda estatal para bancos en problemas entró en vigor el 1 de agosto tras una amplia revisión acordada el mes previo, a fin de modificar la carga de reestructurar una entidad desde los contribuyentes a los accionistas y bonistas minoritarios de deuda. (Escrito por Paul Carrel. Editado en español por Marion Giraldo y Patricio Abusleme)