Facebook permitirá publicar imágenes sangrientas si es para condenarlas

martes 22 de octubre de 2013 11:45 CEST
 

Por Alexei Oreskovic

SAN FRANCISCO, EEUU, 22 oct (Reuters) - Facebook ha vuelto a permitir la publicación de vídeos de decapitaciones en su página web, levantando una prohibición temporal que había aplicado a principios de este año sobre contenidos que mostraran violencia explícita.

La mayor red social del mundo, con 1.150 millones de miembros, dijo después de un reportaje el lunes en la BBC, que permitirá las fotografías y vídeos sangrientos siempre y cuando se publiquen para que sus usuarios "condenen" los actos y no para que los celebren.

"Facebook ha sido durante mucho tiempo un lugar al que la gente acude para compartir sus experiencias, sobre todo cuando están conectados a eventos controvertidos reales, como abusos a los derechos humanos, actos de terrorismo y otros hechos violentos", dijo la compañía en un comunicado.

"La gente comparte vídeos de estos actos en Facebook para condenarlos. Si fueran celebrados, o las acciones en ellos alentadas, nuestra postura sería diferente", dijo el comunicado.

Facebook dijo que estaba trabajando en desarrollar nuevas formas de permitir a los usuarios controlar el contenido que ven, incluyendo avisos previos de que imágenes en particular contienen violencia explícita.

La BBC informó de que muchos usuarios de Facebook se estaban quejando sobre un vídeo en la página que mostraba a un hombre enmascarado matando a una mujer en México.

A principios de este año, Facebook emitió una prohibición temporal sobre contenido con violencia gráfica mientras examinaba su política como consecuencia de las quejas sobre ciertas imágenes publicadas en la página web.

Las normas actuales de Facebook prohíben a los usuarios publicar información que sea amenazante para otros, así como contenidos que incluyan insultos y amenazas racistas o sea sexualmente explícito.

A los grupos con antecedentes de actividades violentas o criminales no se les permite tener presencia en Facebook, que dice que "compartir cualquier contenido gráfico por placer sádico está prohibido". (Información de Alexei Oreskovic; Traducido por Raquel Castillo en Madrid)