Un exejecutivo de JPMorgan apela contra informe británico de caso Ballena

martes 22 de octubre de 2013 07:43 CEST
 

LONDRES, 21 oct (Reuters) - Un antiguo directivo de JPMorgan Chase en Europa, Achilles Macris, ha apelado las conclusiones del ente regulador financiero de Reino Unido, que criticó su actuación en el escándalo denominado "Ballena de Londres".

Macris gestionaba la división londinense del presidente de inversiones de JPMorgan, donde Bruno Iksil, apodado "la Ballena de Londres" por el tamaño de sus transacciones con derivados, acumuló enormes pérdidas que superan los 6.200 millones de dólares (unos 4.500 millones de euros).

El mes pasado, JPMorgan acordó pagar 920 millones de dólares de sanciones a reguladores estadounidenses - la Reserva Federal, la Comisión Nacional de Valores y la Oficina del Contralor de la Moneda - y británicos - la Autoridad de Comportamiento Financiero (FCA) - por el escándalo financiero.

La notificación de multa de la FCA, que totalizó 137,6 millones de libras esterlinas, no mencionó el nombre de Macris pero dijo que "en virtud de la conducta del CIO de la administración londinense" JPMorgan había engañado deliberadamente al regulador.

Un portavoz de Macris dijo que la FCA no le dio una oportunidad adecuada para responder a las críticas antes de la publicación de las mismas.

"El Sr. Macris niega enérgicamente las afirmaciones hechas por la autoridad en la notificación final y las considera erróneas. Esas afirmaciones no tuvieron adecuadamente en cuenta las acciones que él realizó y desnaturaliza sus acuerdos con la autoridad en el momento relevante", declaró el portavoz en un comunicado vía correo electrónico.

La portavoz de la FCA, Lara Joseph, no estuvo inmediatamente disponible para hacer declaraciones, ni tampoco un representante de JPMorgan.

Jamie Dimon, consejero delegado del banco con sede en Nueva York, dijo el año pasado que las pérdidas por 6.200 millones de dólares fueron "la situación más estúpida y vergonzosa de la que alguna vez fui parte".

El anterior jefe de Iksil, el español Javier Martín-Artajo, y el operador junior francés Julien Grout fueron imputados en Estados Unidos en septiembre con cinco cargos cada uno, entre ellos fraude de valores y conspiración, por haber intentado ocultar las pérdidas mientras se acumulaban. Iksil no ha sido imputado y ha cooperado con autoridades estadounidenses.

Martín-Artajo y Grout no se encuentran en Estados Unidos y no han regresado para afrontar los cargos. Macris era el supervisor de Martín-Artajo, que se encuentra en libertad provisional en España tras ser detenido, a la espera de una decisión sobre su extradición. (Información de Kirstin Ridley; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)