Conservadores de EEUU, firmes pese a una posible paralización del Gobierno

sábado 28 de septiembre de 2013 14:54 CEST
 

Por Thomas Ferraro

WASHINGTON, 28 sep (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos estaba el sábado más cerca de su primera paralización desde 1996, porque representantes conservadores del Partido Republicano han prometido no apoyar un proyecto de financiación de emergencia, en un intento de quitarle fondos a la ley de reforma sanitaria del presidente Barack Obama.

Si bien se han planteado soluciones de última hora, como una ampliación de diez días de la financiación gubernamental, no hay muestras de que republicanos y demócratas puedan alcanzar un acuerdo antes del plazo límite que se cumple el 1 de octubre.

No parecía haber negociaciones entre ambas partes.

El Senado, como se esperaba, aprobó el viernes medidas de financiación de emergencia para mantener al Gobierno funcionando hasta el 15 de noviembre, tras eliminar la retórica republicana para quitar los fondos a una ley de salud de 2010 conocida como "Obamacare".

Los republicanos, quienes controlan la Cámara de Representantes, deben decidir ahora cómo responder, lo que incluso podría ocurrir el mismo sábado.

El legislador por Georgia, Tom Graves, anunció el viernes que él y 61 de sus colegas insistirán en el aplazamiento durante un año de "Obamacare" -que está previsto que comience a funcionar el 1 de octubre- como condición para financiar al Gobierno y evitar la paralización.

La presión ha sido apoyada por el ala conservadora del partido conocido como Tea Party.

Un rechazo de la medida de financiación aprobada el viernes devolvería el problema al Senado, controlado por los demócratas, dejando poco margen de tiempo para el ir y venir político.   Continuación...