Samsung deslumbra a los fans de las "fabletas" con una pantalla mayor

miércoles 25 de septiembre de 2013 15:42 CEST
 

Por Miyoung Kim

SEÚL, 25 sep (Reuters) - Samsung Electronics está tratando de deslumbrar a los aficionados de las "fabletas" con pantallas más grandes e incluso posiblemente con pantallas flexibles, en su intento de cerrar un segmento del mercado de móviles avanzados del que solía haber burlas por su perímetro y tamaño.

Las "fabletas", una mezcla entre un móvil y una tableta, salieron a finales de 2011 a medida que los consumidores más tecnológicos, sobre todo en Asia, pasan más tiempo navegando por páginas web con más datos y descargan más contenido mediático. Incluso el emblemático 'smartphone' de Samsung Galaxy S4, lanzado en abril de este año, tiene una pantalla de cinco pulgadas que para algunos analistas lo sitúan en la categoría de "fabletas".

El miércoles, el fabricante surcoreano inició en Seúl la venta mundial de su último 'smartphone' Galaxy Note 3. La "fableta", que tiene una pantalla de 5,7 pulgadas y cuesta 990 dólares (unos 730 euros) en Corea del Sur sin contrato con un operador, estará disponible en 140 países a partir de octubre.

Los analistas dicen que la perspectiva a medio plazo para estos productos es buena, pero su precio y el atractivo de sus primos más pequeños y fáciles de llevar contendrán el entusiasmo de los consumidores.

Canalys espera que los móviles avanzados con pantalla de 5,1-6 pulgadas supondrán el seis por ciento del mercado en 2013. La empresa de investigación con sede en Singapur calcula unos envíos mundiales de 993 millones de 'smartphone' este año.

"Ciertamente, estamos viendo un cambio hacia teléfonos con pantallas más grandes, pero la mayor parte del volumen lo constituyen por debajo de las cinco pulgadas - alrededor del 90 por ciento", dijo Rachel Lashford, analista de Canalys.

"Necesitamos que haya dispositivos con precios más bajos y de un rango mucho más amplio de vendedores, incluyendo Apple, para superar estos pronósticos".

La popularidad creciente de las "fabletas" ha galvanizado a las empresas occidentales.   Continuación...