Lagarde dice que el FMI puede contribuir a conservar el medio ambiente

miércoles 25 de septiembre de 2013 08:56 CEST
 

24 sep (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional puede desempeñar un papel en la protección del planeta de daños ambientales, dijo el martes la responsable del organismo internacional Christine Lagarde, mientras destacaba cómo un análisis de los efectos dañinos de los subsidios a la energía podría servir como catalizador para la acción.

El discurso de Lagarde en Naciones Unidas el martes fue el ejemplo más directo hasta el momento de la incursión del FMI en el cambio climático, desde que publicó un documento de investigación sobre los subsidios energéticos en marzo.

"El FMI no es una organización ecologista, pero podemos ayudar aquí", dijo Lagarde, según comentarios preparados para un foro de la ONU sobre desarrollo sostenible. "Un ejemplo es intentar dar una luz en la oscura telaraña de los subsidios energéticos", agregó.

El FMI ha realizado una mayor presión en los últimos años para instar a los países a frenar los subsidios a la energía, que rara vez ayudan a las personas más vulnerables en un país y consumen valioso dinero del Gobierno que podría utilizarse de mejor forma en educación o salud.

Lagarde dijo que los subsidios alcanzaron un total de casi 2 billones de dólares en el 2011, o un 2,5 por ciento del PIB mundial. Los tres principales proveedores de subsidios son Estados Unidos, con 502.000 millones de dólares; China, con 279.000 millones de dólares y Rusia, con 116.000 millones de dólares.

"El tomar medidas sólo en este tema -los subsidios a la energía- sería bueno para el presupuesto, bueno para la economía y bueno para el planeta", dijo.

El FMI analiza las economías de cada uno de sus 188 miembros y ofrece asesorías sobre políticas monetarias y de presupuesto gubernamental. También es un prestamista de último recurso, encargado de la tarea de respaldar la estabilidad financiera mundial.

En su discurso, Lagarde dijo que abordar la inestabilidad económica es imposible sin tratar también el daño ambiental y la desigualdad, dos áreas en las que el FMI tradicionalmente no se ha concentrado.

En comentarios realizados ante periodistas en agosto, Lagarde dijo que la falta de atención hacia el cambio climático era uno de los dos temas que le impiden dormir. El otro era el alto desempleo global.

El FMI planea celebrar un seminario conjunto sobre cambio climático con el Banco Mundial durante su reunión anual a comienzos de octubre.

El Banco Mundial, un prestamista multilateral enfocado en el desarrollo y la lucha contra la pobreza, también quiere una mayor atención en los efectos dañinos del cambio climático. Dice que un mundo más cálido dañará más a los países pobres y en desarrollo. (Información de Anna Yukhananov en Washington; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)