Amazon presenta nuevas tabletas con línea de ayuda en vídeo

miércoles 25 de septiembre de 2013 10:59 CEST
 

SEATTLE, EEUU, 25 sep (Reuters) - Amazon.com ha presentado dos nuevas tabletas de alta definición con una característica única, una línea de ayuda en pantalla, con la que espera cobrar ventaja frente a otros dispositivos rivales de Apple y Google.

Las nuevas tabletas Kindle Fire HDX llevan incorporado lo que Amazon ha descrito como "botón de socorro", que instantáneamente inicia un chat en vídeo con un representante de apoyo técnico que puede aclarar dudas del usuario o incluso hacerse él mismo con los mandos de la tableta.

Amazon dijo que el servicio es gratuito para los clientes de HDX y que está disponible en todo momento, con un tiempo de respuesta estimado como máximo en 15 segundos. Los usuarios pueden mover el recuadro del vídeo por la pantalla como mejor les venga y el representante de Amazon no les puede ver.

El mayor minorista de Internet del mundo ofrece con esta opción algo diferente en el mercado de tabletas, después de vender el Kindle a un precio cercano al coste y luego rentabilizándolo con la venta de contenido digital como vídeo, música o libros de su web.

No está claro cómo afectará este soporte técnico casi personal a los costes de apoyo del Kindle.

"Es el tipo de servicio al que todos estamos acostumbrados", dijo el presidente de Amazon, Jeff Bezos, mostrando las nuevas tabletas a los periodistas en la sede de Amazon en Seattle el martes.

Amazon no va a difundir cuánto personal integrará el servicio, pero Bezos indicó que la compañía estaba preparando a "miles" de personas y estaba dispuesta a realizar más contrataciones si fuera necesario.

Las nuevas tabletas, una con una pantalla de 18 cm y otra con una algo mayor, son más ligeras y potentes que la última línea de Kindle HD y parecen estar destinadas a competir con el iPad de Apple, líder del mercado. Las nuevas tabletas de Amazon vienen en versiones de almacenamiento de 16GB, 32GB y 64GB. (Información de Bill Rigby; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)