ONG denuncia cada vez más personas excluidas de la sanidad en España

martes 24 de septiembre de 2013 13:56 CEST
 

MADRID, 24 sep (Reuters) - Inmigrantes en situación legal, personas con dependientes a su cargo, pensionistas y familias con bajos ingresos son los colectivos más perjudicados por la reforma sanitaria emprendida en España y por la que se han retirado casi 900.000 tarjetas sanitarias, denunció el martes Médicos del Mundo.

En una campaña de sensibilización llamada "Nadie desechado", la ONG critica las consecuencias sobre la salud del decreto gubernamental aprobado hace un año, por el que entre otras cosas se eliminó la asistencia sanitaria gratuita a los extranjeros en situación irregular, salvo en algunos casos, así como nuevas medidas como el copago para los fármacos de dispensación hospitalaria que entró en vigor el viernes pasado.

"Para la salud pública es peligroso, porque no se siguen las enfermedades transmisibles", dijo en una rueda de prensa en la sede madrileña de Médicos del Mundo su presidente, Álvaro González.

"Y desde el punto de vista económico es ineficaz, porque la exclusión de colectivos genera un sobrecoste a medio plazo", agregó, mencionando los retrasos en los diagnósticos y el deterioro de los enfermos crónicos.

El Gobierno español, que lleva casi dos años en el poder, emprendió una política de fuertes reducciones del gasto para intentar rebajar el elevado déficit público y cumplir los objetivos pactados con sus socios europeos, pero entre las áreas afectadas se encuentra la sanidad, un área tradicionalmente respetada en los recortes.

Un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal (BMJ) advirtió de que la política de austeridad en España podrían conllevar el desmantelamiento efectivo de grandes partes del sistema sanitario y un posible aumento de enfermedades contagiosas.

"¿Queremos cambiar algo que funcionaba con un bajo coste?", preguntó el martes Helena Legido-Quigley, profesora en la London School of Hygiene and Tropical Medicine de Londres que elaboró el estudio.

"Hay cosas donde se puede mejorar la eficiencia, pero no hay estudios de cuál es el beneficio económico de las reformas que se están haciendo", agregó.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, se ha declarado "moderadamente satisfecha" con los resultados de la reforma sanitaria, que según el ministerio ha permitido un ahorro farmacéutico de 2.125 millones de euros y una facturación de 149 millones de recetas menos.   Continuación...