Nueva Zelanda pierde su buena racha en la Copa América de vela

martes 24 de septiembre de 2013 12:44 CEST
 

WELLINGTON, 24 sep (Reuters) - Los aficionados neozelandeses a la vela, que sólo hace una semana se preparaban para descorchar champán para celebrar la victoria en la Copa América, están empezando a temerse lo peor después de que el defensor del título, el equipo Oracle USA, se apuntase una quinta victoria consecutiva para frenar las opciones de trofeo del Emiratos Team de Nueva Zelanda.

Miles de personas se han congregado para ver las regatas en los clubes de vela, salones públicos y colegios, y alrededor de la televisión en bares, cafés, y lugares de trabajo para seguir las carreras, que se celebran a primera hora de cada día.

Los espectadores, con los dedos cruzados y los pies cubiertos con calcetines rojos - un amuleto de la suerte desde el primer gran desafío exitoso de país en 1995 - , han seguido con intensa emoción cada cambio de viento y retraso por el mal tiempo.

Hace una semana, el trofeo más antiguo del deporte, parecía destinado a regresar a Nueva Zelanda como país retador, patroneado por Dean Barker, tras conseguir una ventaja de 8-1, pero el regreso de Oracle a la senda de la victoria ha hecho que los aficionados neozelandeses comiencen a pensar en lo impensable.

"Estoy intentando seguir siendo positivo, mi fe en el equipo y en Dean (Barker) se está poniendo a prueba, solo estamos a una sola victoria, pero mis nervios están un poco como nuestras opciones, por los suelos", dijo Will Christie, que trabaja en una oficina Wellington y ha llegado tarde para porder ver el drama marítimo.

En una nación de 4,5 millones, donde se calcula que hay un barco por cada cuatro personas, hay experiencia y consejos para regalar.

"El Team New Zealand todavía puede hacerlo, pero tienen que ser mucho más agresivos desde el principio... estando ahí con un punto de partido tienen que atacar con un poco más de agresividad", dijo Geoff Herd, comodoro del Real Club de Puerto Nicolson de Wellington.

La prueba de fe se refleja en las apuestas en las carreras, porque los apostantes locales ven la posibilidad de una sorpresa.

La agencia de apuestas controlada por el Estado, TAB, ha reducido las probabilidades del defensor Oracle, aunque sigue teniendo serias opciones.

"El dinero sigue llegando, Oracle tiene cinco victorias seguidas y eso no se puede ignorar", dijo el operador de apuestas de vela de TAB Kieran McAnulty a Reuters.

La ironía es que Vela Nueva Zelanda, el organismo que controla el deporte, se lleva una parte de las apuestas y conseguirá una cantidad mayor con el resurgimiento del Oracle. (Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid)