Fondo Cartesian demanda a auditor BDO por Pescanova

sábado 21 de septiembre de 2013 21:50 CEST
 

MADRID, 21 sep (Reuters) - El fondo estadounidense Cartesian, que tiene un 5 por ciento del capital de Pescanova , ha presentado una demanda ante la Audiencia Nacional contra el antiguo auditor de la alimentaria gallega, al que acusa de presunta falsedad documental y estafa.

"La acción legal atribuye a la auditora BDO dos supuestos delitos continuados de falsedad documental y de estafa, que afectaron de modo ostensible a la situación real contable y económica del Grupo Pescanova", dijo Cremades y Calvo Sotelo, representante legal de Cartesian en España, en una nota de prensa.

La nota añade que cuando Cartesian entró en el capital de la compañía gallega en 2011 lo hizo basándose en las cuentas auditadas por BDO.

El socio fundador de Cartesian ya había advertido antes del verano en una entrevista con Expansión de las intenciones legales contra la filial española de BDO. Entonces Peter M. Yu no descartaba ampliar estas acciones incluso contra instituciones como el supervisor bursátil CNMV.

Entretanto, BDO piensa que la demanda del fondo estadounidense carece de sustento legal y se considera a sí mismo afectado por la crisis de Pescanova.

"La labor de un auditor no consiste en la identificación de prácticas fraudulentas u operativas irregulares", asegura BDO en un comunicado en el que recuerda que no se encuentra imputada en ninguna de las causas actualmente abiertas.

Pescanova lleva suspendida de negociación en bolsa desde marzo, se encuentra en concurso de acreedores y varios ex consejeros y accionistas -incluido el ex presidente y todavía primer accionista Manuel Fernández de Sousa- están imputados por presuntos delitos societarios.

La situación concursal de Pescanova se produjo después de que el propio ex presidente del grupo reconociese un volumen de deuda no declarado que impidió presentar las cuentas de 2012.

El administrador concursal Deloitte, su nuevo consejo de administración con la cervecera Damm al frente, y la banca acreedora están tratando de avanzar en un plan para reflotar el grupo de pescado congelado que incluiría una fuerte quita en la deuda, dijo recientemente una fuente con conocimiento de las negociaciones.

Deloitte cifra el agujero patrimonial de Pescanova en casi 1.700 millones de euros y estima una deuda superior a los 3.600 millones de euros. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Andrés González)