19 de septiembre de 2013 / 21:05 / hace 4 años

Halliburton se declara culpable de destruir pruebas de vertido en EEUU

NUEVA ORLEANS, EEUU, 19 sep (Reuters) - Halliburton se declaró el jueves formalmente culpable ante un tribunal federal de Estados Unidos de unos cargos de destruir pruebas vinculadas a su papel en el vertido de petróleo de BP que provocó 11 muertes y cubrió la costa con una cantidad estimada en 4,9 millones de barriles de crudo.

Un exdirector de tecnología de cementación de Halliburton en Texas también fue acusado el jueves de destruir pruebas.

La jueza de Distrito estadounidense Jane Triche Milazzo aceptó la declaración de culpabilidad presentada por el asesor jurídico de Halliburton Marc Mukasey, e impuso una multa máxima legal de 200.000 dólares y colocó a la empresa en un período de prueba de tres años.

Mukasey no hizo declaraciones en nombre de la compañía.

El desastre en el pozo Macondo, el peor vertido de la historia en la costa de Estados Unidos, le ha costado hasta ahora a BP unos 42.400 millones de dólares en su hoja de balance a causa de pagos, limpieza y costos de restauración, además de los litigios en curso.

La declaración de culpabilidad fue anunciada previamente por la firma y el Departamento de Justicia de Estados Unidos el 25 de julio. El Departamento de Justicia reveló el cargo de destrucción de evidencia presentado contra el ex administrador de Halliburton, Anthony Badalamenti, de Katy, Texas, el jueves.

En su declaración, Halliburton admitió el delito menor de “causar daños intencionales sin autorización a un ordenador protegido”.

Halliburton proveía de servicios de cementación a BP en la operación de perforación de Macondo. Los servicios incluían la ubicación de “centralizadoras”, o grandes tapones, en varios puntos de la tubería mientras era instalada dentro del pozo perforado. Las centralizadoras ayudan a asegurar que el cemento selle adecuadamente un pozo.

Halliburton había recomendado a BP usar 21 centralizadoras en el pozo de Macondo, pero BP eligió usar seis. Halliburton posteriormente reclamó que si BP hubiera seguido su recomendación de usar más, el pozo habría sido más estable.

Según documentos de la corte, el Gobierno alega que en mayo de 2010, dentro de la revisión de Halliburton del desastre, Badalamenti ordenó a otro administrador crear simulaciones informáticas comparando el rendimiento de 21 centralizadoras con el de seis. En junio de ese año, Badalamenti habría dicho a otro administrador que hiciera una comparación similar.

En ambas ocasiones, las simulaciones indicaron que había poca diferencia entre el uso de 21 centralizadoras y el uso de seis. Los fiscales acusan que en ambas ocasiones, Badalamenti ordenó a los administradores borrar los resultados de las simulaciones, y ambos accedieron.

La jueza destacó que un ejecutivo de la compañía ordenó a los empleados preservar el material relacionado a Macondo.

En un juicio civil sobre la causa de la explosión del pozo en la corte federal de Nueva Orleans, tanto el Gobierno como BP argumentan que el mal trabajo de cementación de Halliburton contribuyó al desastre.

BP también denunció que Halliburton había destruido pruebas informáticas que podrían haber mostrado los errores de la compañía. (Información de Kathy Finn en Nueva Orleans; Información adicional de Kristen Hays en Houston; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below