Unos 277 millones de mayores podrían requerir atención por Alzheimer en 2050

jueves 19 de septiembre de 2013 21:42 CEST
 

LONDRES, 19 sep (Reuters) - El aumento en todo el mundo del número de afectados por la enfermedad de Alzheimer está creando una escasez crónica de personal, y el número de personas mayores dependientes probablemente casi se triplicará hasta los 277 millones en 2050, según el informe de una ONG dedicada a esta enfermedad que hace desaparecer la memoria.

La mitad de los ancianos que necesitan atención personal tienen demencia, dijo el informe de Alzheimer's Disease International (ADI), y los gobiernos deberían convertirla en una prioridad aplicando planes nacionales y comenzando un debate urgente sobre cómo asegurar la atención a largo plazo para las generaciones futuras.

El Alzheimer es una enfermedad cerebral mortal que no tiene cura y pocos tratamientos eficaces. Afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento, y cada vez pesa más sobre las sociedades y las economías de todo el mundo.

Incluso ahora, el coste mundial de los cuidados por demencia superan los 600.000 millones de dólares (unos 450.000 millones de euros), o alrededor del 1,0 por ciento del Producto Interior Bruto mundial, una cifra que sólo puede aumentar, dijo el informe de ADI.

A medida que la población mundial envejece, el sistema tradicional en Estados Unidos, Europa y el resto del mundo, con la atención basada en cuidados "informales" de familia, amigos y la comunidad, requerirá un apoyo mucho mayor, agregó.

A nivel mundial, el 13 por ciento de los mayores de 60 años necesitan atención a largo plazo. Pero entre 2010 y 2050, el número total casi se triplicará de 101 a 277 millones, agregó.

Martin Prince, profesor en el Instituto de Psiquiatría del King's College de Londres y autor del informe, dijo que las autoridades sanitarias y de atención social necesitan admitir rápidamente que "las personas con demencia tienen necesidades especiales".

"Comparado con otros usuarios de cuidados a largo plazo, necesitan más atención, más horas de atención y una mayor supervisión, todo lo cual se asocia con una mayor carga sobre los cuidadores y unos costes más elevados", dijo en un comunicado.

"Sus necesidades para cuidados comienzan pronto en el curso de la enfermedad, y evolucionan constantemente con el paso del tiempo, requiriendo una planificación, seguimiento y coordinación anticipados".

ADI agregó que los presupuestos para investigación sobre esta enfermedad, sus causas, tratamiento y atención deben multiplicarse por diez para mitigar el impacto del aumento en el número de casos. (Información de Kate Kelland; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)