18 de septiembre de 2013 / 19:12 / hace 4 años

ACTUALIZA 1-La Fed mantiene el ritmo de compra de bonos y sorprende a los mercados

(Actualiza con decisión de la Fed; cambia redacción)

WASHINGTON, 18 sep (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el miércoles que continuará por ahora con su ritmo de compra de bonos de 85.000 millones de dólares (unos 63.600 millones de euros) al mes, sorprendiendo a los mercados financieros que esperaban una reducción del estímulo económico del banco central.

Citando tensiones en la economía debido a la ajustada política fiscal y mayores tasas hipotecarias, la Fed decidió no recortar sus compras de activos, algo que los inversores habían anticipado en los precios de los bonos y las acciones.

“El Comité ha decidido esperar a que haya pruebas de que el progreso será sostenido antes de ajustar el ritmo de sus compras”, aseguró el banco central en un comunicado en el que anunció su decisión.

La decisión se produce ante un escenario algo más sombrío del panorama de crecimiento de la economía estadounidense por parte de la Fed.

En nuevas proyecciones trimestrales, el organismo recortó su estimación de crecimiento del PIB en 2013 a un rango de entre un 2,0 y un 2,3 por ciento, desde el 2,3 al 2,6 por ciento previsto en junio.

La reducción del pronóstico de expansión para el próximo año fue incluso más fuerte a 2,9-3,1 por ciento, desde el 3,0-3,5 por ciento previsto en junio.

El masivo programa de estímulo monetario de la Fed, junto con las políticas monetarias expansivas en Europa y Japón, llevaron a reducir los tipos de interés en las economías desarrolladas, y empujado a los inversores a buscar mejores retornos en los mercados emergentes.

Como resultado, regiones como Latinoamérica se vieron inundadas de divisas en los últimos años.

AUMENTO DE TASA HASTA 2015

La mayoría de consejeros de la Fed, 12 de 17, proyectaron que la primera alza oficial de los tipos tendrá lugar en 2015. Eso pese a los pronósticos de que el desempleo alcance potencialmente el 6,5 por ciento, el umbral en el cual se considerará un alza en las tasas, en algún momento del próximo año.

Para calmar cualquier nerviosismo de los mercados sobre una desaceleración en sus compras de bonos, la Fed reiteró que no comenzará a subir sus tasas al menos hasta que el paro caiga a un 6,5 por ciento, siempre que la inflación no amenace con superar el 2,5 por ciento.

La tasa de desempleo en Estados Unidos en agosto se ubicó en un 7,3 por ciento.

Al recortar los tipos de interés a cerca de cero a finales de 2008, la Fed inició una campaña extraordinariamente atrevida para proteger a la economía de Estados Unidos. El esfuerzo incluyó tres rondas de compras de bonos que más que triplicaron su hoja de balance a cerca de 3,6 billones de dólares.

Las medidas, impensables para muchos dentro de la Fed antes de la crisis, generaron intensas críticas de aquellos que temían que pudiesen crear una burbuja de activos o fomentar la inflación.

Pero a la exhibición de fuerza del banco central se le atribuye el haber salvado a las economías de Estados Unidos y del mundo de un destino mucho peor.

Ahora que la economía estadounidense atraviesa por una recuperación estable, aunque moderada, y el desempleo está disminuyendo, los funcionarios han dicho que se está acercando el momento de comenzar a reducir sus compras de bonos con un fin del programa previsto para mediados de 2014.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below