FriendFinder, la editorial de Penthouse, se acoge a la bancarrota

martes 17 de septiembre de 2013 19:32 CEST
 

Por Tom Hals y Sakthi Prasad

17 sep (Reuters) - Quizá el sexo no vende tan bien después de todo.

FriendFinder Networks, la editorial de la revista Penthouse y numerosas webs de entretenimiento para adultos, se acogió a protección por bancarrota el martes.

La empresa, que trató de combinar las redes sociales y el sexo, dijo que había alcanzado un acuerdo con los tenedores de bonos que reducirá su deuda en 300 millones de dólares si el Tribunal de Bancarrota en Delaware, EEUU, lo aprueba.

Según el plan, un grupo de tenedores de bonos asumirán la propiedad del negocio, que remonta sus orígenes al fallecido editor de Penthouse, Bob Guccione. Como es típico en la bancarrota, a los accionistas probablemente no les quedará nada.

El control de la compañía iría a Andrew Conru y Lars Mapstead, dos accionistas que vendieron varias redes sociales a FriendFinder en 2007.

A través de una red de miles de webs, FriendFinder proporciona vídeos en directo, chats y servicios para compartir vídeos y fotos. También trató de aprovechar la potencia de las redes sociales con webs como adultfriendfinder.com, que promovía el sexo casual, y bigchurch.com, que pretendía conexiones espirituales.

La empresa y sus filiales comprenden una red global de más de 8.000 webs con 220 millones de miembros y 750.000 suscriptores, según documentos judiciales.

Pero mientras Facebook, LinkedIn y otros sitios sociales han triunfado, FriendFinder ha avanzado con dificultad. Sus ingresos en el año que acabó el 30 de junio alcanzó los 293,70 millones de dólares, un 10 por ciento menos que el año anterior.   Continuación...