JPMorgan, cerca de acuerdo extrajudicial por caso Ballena de Londres

martes 17 de septiembre de 2013 08:47 CEST
 

17 sep (Reuters) - JPMorgan Chase & Co está cerca de llegar a un acuerdo extrajudicial para cerrar las investigaciones sobre sus pérdidas por operaciones con derivados en el escándalo llamado "Ballena de Londres" y pagaría cerca de 700 millones de dólares, según una fuente cercana al asunto.

El cierre del arreglo depende de coordinar acuerdos con numerosas agencias del Gobierno estadounidense, dijo la fuente, quien hizo declaraciones después de que Bloomberg News y el Wall Street Journal publicasen que JPMorgan había acordado la suma a pagar con reguladores.

El banco perdió 6.200 millones de dólares el año pasado en las operaciones investigadas, que fueron realizadas desde sus oficinas en Londres.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el mes pasado cargos contra dos ex operadores de la oficina de JPMorgan en Londres, acusándolos de subestimar deliberadamente el tamaño de las pérdidas por transacciones con derivados ocurridas a inicios del 2012.

No estaba claro de inmediato qué agencias del Gobierno serían incluidas en el acuerdo extra judicial. La Comisión de Valores y Seguros de Estados Unidos, el estado de Massachusetts y funcionarios de Gran Bretaña han estado investigando el asunto además del Departamento de Justicia estadounidense.

El escándalo fue bautizado "Ballena de Londres" por el apodo con el que los fondos de cobertura llamaban al ex empleado de JPMorgan Bruno Iksil por el gran tamaño de las operaciones que él efectuaba para la oficina de inversión del banco en Londres.

Este lunes se conoció que un gran jurado estadounidense acusó a los dos ex operadores del banco de inversión en el centro del escándalo, el español Javier Martín-Artajo y el francés Julien Grout.

Estos han sido acusados de cinco cargos penales por sus supuestos actos dentro de la oficina responsable de las inversiones de JPMorgan para intentar ocultar deliberadamente parte de los 6.200 millones de dólares en pérdidas en posiciones en una cartera de crédito que ellos administraban. (Información de David Henry en Nueva York; editado en español por Marion Giraldo)