16 de septiembre de 2013 / 10:50 / hace 4 años

Dudas sobre la coalición de Merkel pese al fuerte respaldo en Baviera

5 MIN. DE LECTURA

* Sube un partido antieuropeísta, cae el FDP

* La canciller espera ganar los comicios tras los resultados de Baviera

* Las elecciones del domingo son seguidas de cerca en Europa

Por Erik Kirschbaum

BERLÍN, 16 sep (Reuters) - Las posibilidades de la canciller Angela Merkel de conservar su coalición de centroderecha estaban en duda menos de una semana antes de las elecciones federales, con un nuevo alza en las encuestas de un partido antieuropeísta y con su actual socio de coalición tambaleante tras un revés regional en Baviera.

Una enfática victoria en Baviera el domingo para la Unión Social Cristiana (CSU), partido hermano de los democristianos de Merkel (CDU), se vio empañada por las recientes ganancias en los sondeos de la Alternativa para Alemania (AfD) y el colapso de los liberales demócratas del FDP en el rico estado del sur.

Si la AfD consigue el umbral del 5 por ciento necesario para entrar en el Parlamento en las elecciones federales del domingo, o si el FDP no consigue esa marca, entonces Merkel no tiene posibilidad virtual de asegurarse otra mayoría para el centroderecha.

Aunque lo más probable es que siga siendo canciller, los conservadores se verían forzados a entrar en unas difíciles negociaciones de coalición con los socialdemócratas del SPD, en la que tendrían que ceder puestos ministeriales clave a su rival de centroizquierda y aceptar las demandas del SPD en política fiscal y salarial.

"La gran incertidumbre ahora es la AfD", dijo Thomas Jäger, analista político en la Universidad de Colonia. "No estaban en las urnas en Baviera pero podrían ganar el 5 por ciento a nivel nacional el domingo", añadió.

Las elecciones alemanas son seguidas de cerca por los socios de Berlín en Europa, y algunos esperan que una "gran coalición" entre Merkel y el SPD lleve a políticas a favor del crecimiento y a un acercamiento mas conciliador hacia los países del sur de la zona euro que atraviesan dificultades.

El último sondeo de Emnid el fin de semana mostró que el apoyo al bloque conservador de Merkel - la CDU y la CSU - se situaba en el 39 por ciento y al FDP, su actual socio en Berlín, en el 5 por ciento, a poco de una mayoría combinada.

En Baviera, el FDP cayó abruptamente en representación en la Asamblea Estatal, con apenas un 3,3 por ciento. Eso quitó brillo a la arrolladora victoria de la CSU, cuyo líder, Horst Seehofer, obtuvo una mayoría absoluta en el Parlamento regional, con el 47,7 por ciento de los votos.

El sondeo de Emnid mostró que la AfD, que pide un "desmantelamiento ordenado" de la zona euro, subía un punto porcentual, hasta el 4 por ciento. Tras llevar en el rango del 2-3 por ciento durante meses, los sondeos y analistas creen ahora que la AfD está a tiro de superar el 5 por ciento el domingo.

Viento De Cola

Un resultado importante para la AfD haría más difícil que Merkel volviera al poder en una coalición de centroderecha. El lunes, la AfD llevaba a cabo un acto en la Puerta de Brandemburgo para mofarse de la forma en que Merkel y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, están manejando la crisis.

Hermann Groehe, secretario general de la CDU y director de campaña del partido, dijo que el éxito de la CSU en Baviera proporcionaría "viento de cola para los conservadores en toda Alemania".

Pero las diferencias entre Merkel y Seehofer por una nueva tarifa a los extranjeros en las autovías, por la que aboga el líder de la CSU, empaña algo las celebraciones.

"Estamos en contra de un peaje en las autovías", dijo Groehe. "Tenemos puntos de vista diferentes al respecto. Pero no vamos a llevar a cabo negociaciones de coalición en público una semana antes de las elecciones".

Groehe y otros líderes conservadores instaron a los ciudadanos a votar por la CDU/CSU y a no dividir sus dos votos dándole al FDP una llamada "segunda votación". El FDP, sin embargo, lanzó un llamamiento urgente por esa segunda papeleta.

Los alemanes eligen a un candidato en su primer voto, y el segundo determina la fuerza relativa de los partidos en el Bundestag. En el pasado, la CDU/CSU ha instado tácitamente a sus votantes a darle al FDP un segundo voto. (Información de Erik Kirschbaum; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below