OPV "secreta" de Twitter deja en la oscuridad a los inversores, por ahora

sábado 14 de septiembre de 2013 18:03 CEST
 

Por Sarah N. Lynch

WASHINGTON, 14 sep (Reuters) - El uso por parte de Twitter de una presentación confidencial para su salida a bolsa ha vuelto a encender el debate sobre una ley que Estados Unidos aprobó en 2012, que sus detractores afirman niega a los inversores el tiempo de evaluar la información financiera de una empresa, y erosiona el preciado valor de la transparencia bursátil.

Twitter podrá tener un proceso más privado gracias a la ley para la Reactivación de Creación de Empresas (JOBS, por sus siglas en inglés), que relajó una serie de leyes federales sobre los valores bursátiles para poder impulsar la recaudación de capital y así fomentar la creación de empleo.

La ley incluye una cláusula conocida como "rampa de acceso a OPV", que permite a "empresas de crecimiento emergente" mantener en privado los borradores que presente ante la Comisión de Valores (SEC) mientras se desarrollan las negociaciones.

Las empresas que no cumplen con el criterio de "emergente" deben divulgar sus documentos para la Oferta Pública de Venta, normalmente cientos de páginas con datos sobre su condición financiera, factores de riesgo y propiedad, meses antes de la venta de acciones, tiempo que usan inversores, analistas y medios para analizar las posibilidades de la firma.

Las firmas emergentes pueden retrasarlo hasta 21 días antes del inicio de las giras promocionales, que normalmente preceden a la venta de acciones por solo unos días o semanas. Además, la ley les permite dar menos información sobre los sueldos sus ejecutivos y miembros del consejo de administración.

La ley JOBS ayuda a los verdaderos emprendedores probar el proceso regulatorio para una OPV sin temor a la mala publicidad si finalmente no concretan la salida a bolsa. También les evita exponer su información a empresas rivales.

Algunos detractores afirman que es absurdo que el gigante de las redes sociales se acoja a la ley, aun cuando cumpla con la exigencia de registrar menos de 1.000 millones de dólares (unos 752 millones de euros) al año en ingresos. Twitter tendría un valor de mercado superior a los 10.000 millones de dólares cuando salga a bolsa.

También es irónico que Twitter, que difunde libremente enormes volúmenes de información, se muestre tan reservado. La empresa anunció sus planes el jueves con un escueto tuit.   Continuación...