Tras salir de la recesión, muchos en EEUU luchan contra el hambre - sondeo

viernes 13 de septiembre de 2013 08:40 CEST
 

Por Susan Heavey

WASHINGTON, 12 sep (Reuters) - Cuatro años después del fin de la recesión, uno de cada cinco estadounidenses adultos aún tienen problemas para comprar suficientes alimentos, según una encuesta divulgada el jueves que subraya la disparidad de la recuperación económica del país.

Un 20 por ciento de los adultos estadounidenses encuestados el mes pasado dijeron que en ocasiones en el último año no habían tenido suficiente dinero para comprar alimentos para ellos o sus familias, según las conclusiones de Gallup.

El porcentaje es casi la misma cifra que los estadounidenses hambrientos en 2008, cuando el país estaba inmerso en su peor recesión económica desde la Gran Depresión hace casi 80 años, dijo la encuestadora.

"Estos hallazgos sugieren que la recuperación económica podría estar beneficiando desproporcionadamente a estadounidenses de altos ingresos en vez de a aquellos que están luchando para cubrir sus necesidades básicas", explicó.

Con el futuro del programa de vales canjeables por alimentos en duda y sueldos estancados para los trabajadores, "es posible que incluso más estadounidenses tengan problemas para acceder a alimentos en el futuro inmediato", agregó Gallup.

Gallup halló que el acceso general de los estadounidenses a necesidades básicas como alimento, vivienda y servicios de salud en agosto continuó en los casi mínimos récord que surgieron durante la recesión de 2007-2009.

El 19 de septiembre, la Oficina de Censo de Estados Unidos divulgará su reporte anual sobre ingresos y pobreza.

La semana pasada, el informe anual del Gobierno sobre seguridad alimentaria mostró que el 14,5 por ciento de los hogares estadounidenses, es decir, 17,6 millones de familias, "tuvieron dificultad en alguna ocasión" para obtener alimento suficiente durante 2012, lo que significa que se quedaron sin comida, no tenían dinero para comprar alimentos, se saltaron comidas o perdieron peso por la falta de alimentos.

Esa tasa se mantuvo esencialmente sin cambios desde 2008, cuando la recesión y el creciente desempleo elevaron el número de personas con escasez de alimentos, mostró el informe del Departamento de Agricultura.

El sondeo telefónico, que mensualmente realiza Gallup sobre bienestar, incluyó a 16.000 estadounidenses adultos en agosto y tiene un margen de error de entre 0,6 y 0,8 puntos porcentuales. (Información de Susan Heavey; Información adicional de Charles Abbott; Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)