12 de septiembre de 2013 / 12:10 / hace 4 años

España dice tratamiento activos fiscales no afectará a arcas públicas

MADRID, 12 sep (Reuters) - El secretario de estado de Economía español, Fernando Jiménez Latorre, aseguró el jueves que la nueva regulación internacional sobre los activos fiscales diferidos en el capital de la banca española no tendrá impacto ni sobre la deuda ni sobre el déficit del Estado.

Latorre, que no explicó cómo se iba a evitar un eventual impacto en las cuentas del Estado, manifestó además que era "previsible" un acuerdo sobre la materia antes de finales de año.

Las nuevas normas de supervisión bancaria de Basilea III penalizan los activos fiscales diferidos que tiene acumulados el sector, lo que podría comprometer la foto de la banca española en las pruebas de estrés europeas de la próxima primavera.

El principal obstáculo que afronta la banca en su intento de reforzar su solvencia es que la fórmula -en negociación entre el Banco de España, y los ministerios de Economía y Hacienda- para transformar parte de los activos fiscales diferidos en créditos fiscales avalados por Hacienda, pueda disparar la deuda pública o el déficit.

Mientras que los impuestos fiscales diferidos (DTAs por sus siglas en inglés) -- originados por pérdidas fiscales o impuestos a recuperar en el futuro -- empezarán a restar capital gradualmente bajo Basilea III a partir de 2014, los créditos fiscales son un colchón de la banca con Hacienda para pagar menos impuestos en el futuro y compensar pérdidas del saneamiento bancario.

La nueva regulación internacional sobre solvencia bancaria de Basilea III exige a la banca un calendario de cumplimiento gradual que le obliga alcanzar un core capital del 8 por ciento respecto a sus activos ponderados por riesgo en 2019, pero en la práctica el mercado ya está adelantando estos requisitos a 2014 para la mediana y gran banca española.

La banca española está luchando por preservar como capital de máxima calidad entre un tercio y dos tercios de los hasta 50.000 millones de recursos propios que perdería con la aplicación de la nueva normativa bancaria internacional, dijeron en julio fuentes a Reuters.

CUADERNO DE VENTA DE NCG

Las negociaciones sobre el tratamiento que se dé a los activos fiscales de la banca española también son un asunto clave en la eventual subasta de las entidades nacionalizadas, como NCG y CX, pues el reconocimiento en menor o mayor medida de este tipo de activos como capital de primera categoría podría facilitar o entorpecer su subasta para las entidades compradoras.

Jiménez Latorre dijo que la próxima semana empezaría a circular entre los posibles interesados los datos sobre la nacionalizada NCG

Esta prévisto que su venta se cierre en octubre. A continuación le seguiría la venta de CX. (Información de Jesús Aguado; editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below